El Cabildo de El Hierro despide a una gallega que tuvo que dejar su plaza por sufrir violencia machista

Pasó a trabajar en la Xunta tras dejar la isla hace doce años

La mujer quiere quedarse definitivamente en la Xunta.
La mujer quiere quedarse definitivamente en la Xunta.

santiago / la voz

La protección de las víctimas de violencia de género hace aguas muchas veces cuando se trata de pasar de las palabras a los hechos; de lo que pone en la letra de las leyes y anuncian los gobernantes, a lo que sufren en realidad las mujeres maltratadas por sus parejas. María -nombre ficticio- se fue de Galicia con veintipocos años para trabajar en la isla canaria de El Hierro. Se buscó la vida, estudió de noche la ESO y unas oposiciones y acabó trabajando para un organismo del Cabildo Insular. Todo iba bien hasta que el isleño con el que se casó comenzó a maltratarla. «Cuando me dio una paliza que casi me mata, mi médica me dio una baja por depresión mayor y me dijo que me marchara de allí sin mirar atrás», explica.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

El Cabildo de El Hierro despide a una gallega que tuvo que dejar su plaza por sufrir violencia machista