Caos en el voto exterior: las sacas con votos para los gallegos de Venezuela no llegaron a salir de Barajas

Carlos Punzón
carlos punzón VIGO / LA VOZ

GALICIA

Recuento de voto exterior en las elecciones autonómicas del 2016
Recuento de voto exterior en las elecciones autonómicas del 2016 MARCOS MÍGUEZ

Con un escaño aún en juego, el último por la provincia de Pontevedra, no hay sobres de Cuba y muy pocos de México o Argentina

15 jul 2020 . Actualizado a las 16:59 h.

Nuevo mazazo al voto emigrante. A las dificultades que los residentes en el exterior tienen para poder votar -al verse obligados a pedir expresamente su participación y cruzar tres envíos con la Administración electoral- se suma ahora la complicación que el coronavirus ha supuesto para la logística postal. Esas dificultades y la ausencia de canales alternativos de envío han hecho que los gallegos con derecho a voto que residen en Venezuela (28.898) no hayan podido participar en las elecciones del domingo, pese a que 1.732 habían logrado solicitarlo expresamente.

Eso es lo que reflejan las actas de la Junta Electoral Central con fecha 9 de julio, a las que ha tenido acceso La Voz. En ellas, el secretario general y del consejo de administración de Correos reconoce que las sacas con la documentación electoral y las papeletas con destino a Venezuela «continúan en la oficina de Madrid-Barajas». Advierte la dirección de la empresa postal española que, «pese a la insistencia de esta sociedad ante la responsable de relaciones internacionales del correo venezolano» para enviar las sacas por empresas de paquetería privada (cita a UPS), no ha recibido de dicho país permiso para utilizar la que considera Correos era «la única vía posible».

Pero en su explicación ante la Junta Electoral, la dirección de la empresa pública española incide en la imposibilidad de hacer llegar a los electores residentes en Venezuela las papeletas. «Ningún ámbito de la Administración [central] se ha puesto en contacto con Correos para facilitar el transporte de servicios esenciales, como el caso que nos ocupa, pese a que, en su momento se trasladó al Ministerio de Asuntos Exteriores la posibilidad de utilización de la valija diplomática como única alternativa de transportes en algunos casos», se hace constar en el escrito remitido a la Junta Electoral, al Defensor del Pueblo y a las Administraciones autonómicas gallega y vasca.