«Ata que non aparezan Miguel e Javier non podemos perder a esperanza»

Amigos de los ocupantes del kayak rememoran la trágica jornada en la playa

Noia acogió el sábado un acto en recuerdo de Miguel y Javier en el que se vivieron duros momentos entre los presentes
Noia acogió el sábado un acto en recuerdo de Miguel y Javier en el que se vivieron duros momentos entre los presentes

ribeira / la voz

En Porto do Son y Noia se están viviendo momentos muy difíciles desde la desaparición de Miguel Quan y Javier Hurtado, después de que el kayak en el que navegaban volcase la tarde del lunes. La Voz de Galicia contactó en las últimas jornadas con varios amigos de los tres ocupantes de la embarcación, un grupo de jóvenes que desde que ocurrió el incidente no han dejado de rastrear cada noche la costa sonense en busca de algún indicio. «Ata que non aparezan Javier e Miguel non podemos perder a esperanza», aseguró uno de ellos, para luego ser abrazado por el resto ante lo evidente de la impotencia.

Para seguir leyendo, suscríbete a La Voz de Galicia


Estar bien informado nunca fue tan necesario


Más de trescientos periodistas, corresponsales y analistas trabajan en La Voz todos los días para personas como tú, que buscan información contrastada, reportajes y artículos de opinión sobre Galicia, España y el mundo.

SUSCRIPCIÓN WEB+APP
  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Réplica digital en PDF del periódico impreso
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso el fin de semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso toda la semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia

«Ata que non aparezan Miguel e Javier non podemos perder a esperanza»