Alberto Núñez Feijoo: «O hay mayoría absoluta o no gobernamos, aquí es imposible pactar, sigue el no es no»

«Si se consolida en Galicia un multipartito el mensaje para España será desesperanzador», avisa el candidato del PP a la Presidencia de la Xunta

El selfi del candidato. Alberto Núñez Feijoo, ayer en un encuentro en Pontevedra
El selfi del candidato. Alberto Núñez Feijoo, ayer en un encuentro en Pontevedra

redaccion

Dice Alberto Núñez Feijoo (Os Peares, Ourense, 1961) que la atípica campaña de este julio del 2020 le recuerda a la de hace 11 años, la que le llevó a conseguir una mayoría absoluta, la primera, e iniciar su carrera al frente de la Xunta. Era el invierno del 2009. «Es, como aquella, una campaña muy difícil. La de entonces rayaba lo imposible, y esta es innovadora, porque hay que vigilar bien cada acto, limitar todo…».

—¿También le recuerda a la del 2009 por la tensión del resultado? Si las encuestas le son muy propicias...

—Hay incertidumbre por la participación, y es la única baza de la izquierda. Ha pasado del voto del miedo al PP al miedo a votar. Era miedo a privatizar, a recortar… Cosas que la gente ya no se cree. Y ahora implementan el miedo a votar. «Oiga, que hay un brote», sí, pero los bares que sigan abiertos. No deja ser algo sorprendente.

—El PP decía que la alternancia en Andalucía tras décadas con el PSOE era algo saludable. ¿Por qué no debe serlo en Galicia?

—Yo no he tenido un caso fraudulento y multimillonario como el de los ERE, y no ha habido un presidente del PP gallego condenado por el tribunal superior. Y bien que siento ver a un expresidente en esa situación. No hemos tenido un solo problema con la Justicia. En Andalucía había que abrir ventanas.

—¿Qué hará si el día 13 amanece con 37 escaños, uno menos de la mayoría?

—Asumir el resultado.

—¿Y eso qué quiere decir?

—Esto es como el fútbol, se vive día a día. Confío en seguir cuatro años, pero me ciño a lo que dispongan los gallegos. Si no logro una mayoría absoluta tendré que tomar una decisión, pero confío en obtener esa confianza en un momento tan difícil como este en Galicia y en todo el mundo. El lunes sigue la pandemia, los malos datos económicos, las necesidades sociales… El lunes es un día de trabajo, no es día para improvisar. Tenemos Alcoa, As Pontes, Ence, la ley de cambio climático que echa a empresas de la costa… Tenemos que seguir.

—¿Y qué pasa si se queda a un escaño y entra Vox, por ejemplo?

—O sacamos una mayoría absoluta o no gobernamos en Galicia.

—Pero si Vox saca uno, ¿qué hará con ellos? La oposición no tiene ninguna duda...

—No se va a dar. Sacaron un buen resultado en las generales de abril, y en mayo no tuvieron un solo concejal en las municipales. Insisto: o sacamos 38 o más o nos vamos a la oposición. El PSOE va a gobernar con cualquiera y a cualquier precio.

—¿Nunca se ve pactando con los socialistas?

—Esa posibilidad la ha cerrado el propio Pedro Sánchez. O sacamos mayoría absoluta o no gobernamos. No se puede pactar. El no es no sigue instalado en Galicia, lo dice su propio candidato en Galicia. Hay sectores de ese partido más de Estado, pero son sectores minoritarios.

—Y en su casa, ¿una victoria refuerza a Pablo Casado?

—Una mayoría absoluta sería algo bueno para Galicia, que es mi misión, y después también lo sería para el PP a nivel nacional y para España, porque acreditaría que se puede vencer al socialismo y al populismo, y a sus socios separatistas. Eso da un mensaje de futuro, de oxígeno y de optimismo. Si se consolida en Galicia un multipartito el mensaje que mandemos a España será muy desesperanzador.

—Ha irrumpido una nueva marca de mareas. ¿La dispersión de la izquierda le beneficia?

—No lo sé. Dependerá del resultado electoral. Marea era el segundo partido, se han enfadado, han roto, se han ido al grupo mixto… Al final se ha demostrado que el que manda es Podemos, y que las mareas de las ciudades eran un planteamiento feudal de la política. En cambio, yo ahora me entiendo con la alcaldesa del PSOE en A Coruña, y también con el presidente de la Diputación.

—¿Son esos sectores del PSOE de los que hablaba antes? ¿Se entiende mejor con ellos que con Gonzalo Caballero?

—Espero no molestar a nadie, pero sí. Sobre todo porque ellos gestionan, y el señor Caballero no gestiona nada.

«La oposición utiliza un asunto de salud pública en A Mariña para tapar su problema con Alcoa»

—El brote en A Mariña ha terminado por marcar la agenda del final de campaña, con la oposición pidiendo la suspensión en los concellos cerrados. ¿Es seguro ir a votar el domingo en A Mariña?

—Completamente. Como en toda Galicia. Nunca se habían inspeccionado los colegios electorales como se ha hecho ahora. Resulta sorprendente que haya gente que está metiendo miedo con lo de ir a votar y en cambio no piden que cierre ningún bar.

—Criticó con dureza al Gobierno central por llegar tarde a la pandemia. ¿No le ha pasado a usted lo mismo, y además condicionado por las elecciones?

—En absoluto. Todo lo hicimos siguiendo el protocolo de brotes aprobado por el comité clínico, y al tercer día, como nos indica ese protocolo. Hemos confinado hasta ayuntamientos que no tenían un solo infectado. La oposición no tiene muchas cosas que plantear en esta campaña. De entrada, en A Mariña PSOE y Podemos, con la complicidad del Bloque, tienen un problema gravísimo, que es el cierre de Alcoa, y han utilizado un asunto de salud pública para tapar su falta de respeto con el empleo en A Mariña. Y no cuela.

—¿Se juega usted la mayoría absoluta en A Mariña?

—No. No hay ningún índice que diga que se juegue siquiera un escaño. Y además la gente se está dando cuenta de que utilizan el miedo a votar como estrategia.

—Si gana, ¿qué cambios hará en la Xunta?

—Vamos a ser respetuosos con las urnas y con lo que digan los gallegos.

—¿No hay ningún conselleiro o conselleira que vaya a ser remplazado, por ejemplo por la gestión durante el coronavirus?

—Esa gestión fue calificada en la Moncloa como excelente por parte del Ministerio de Sanidad.

—Esa fue una valoración conjunta de la Xunta. Pero ¿conselleiro a conselleiro?

—La responsabilidad de la pandemia es mancomunada.

—Si repite, ¿se replanteará incrementar los fondos para sanidad?

—Nosotros hemos sacado la oferta de empleo público que nos autoriza cada año el Gobierno en la ley de presupuestos, que establece unos límites. Antes del covid le pedimos al Gobierno que nos dejara sacar todas las vacantes, 3.500 en sanidad, y la respuesta fue que no.

—Enfermeros y otros profesionales sanitarios llevan años quejándose de la precariedad. No ha mejorado.

—Nosotros también nos quejamos, porque no tenemos la posibilidad de sacar plazas fijas, porque no nos dejan. Durante años solo nos dejaron cubrir el 10 % de las vacantes, y ahora, aunque nos permiten ese 100 %, no podemos cubrir las vacantes que tenemos detrás.

—La responsabilidad era de un Gobierno de Rajoy…

—La responsabilidad de los años 2009-2011 fue del Gobierno socialista; luego durante el período 2012-2015, sí. Vamos a intentar cubrir esas 3.500 si nos dejan.

—¿Cómo va a financiar la reconstrucción de Galicia?

—Galicia es una comunidad solvente: tenemos 3.500 millones de euros menos de deuda de los que nos correspondería para estar en la media. Y esa solvencia tiene mucho valor, porque podríamos emitir más deuda si nos deja el Estado. Además, tenemos capacidad de optar a fondos europeos, y sabemos gestionar un presupuesto y hacer más con menos.

—No cita los impuestos. Habrá que dar por hecho que no va a anunciar más bajadas de impuestos.

—Hay que dar por hecho que no vamos a subirlos. Se congelarán en la primera parte de la legislatura, y si recuperamos el PIB habrá bajadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
30 votos
Comentarios

Alberto Núñez Feijoo: «O hay mayoría absoluta o no gobernamos, aquí es imposible pactar, sigue el no es no»