Mascarillas, guantes, geles y urnas: las elecciones francesas marcan el camino a las gallegas

La bajísima participación, solo el 40 %, determina los primeros comicios importantes celebrados tras los peores momentos de la pandemia

Las municipales francesas reforzaron a líderes consolidados como Anne Hidalgo con una bajísima participación
Las municipales francesas reforzaron a líderes consolidados como Anne Hidalgo con una bajísima participación

Redacción

Las elecciones municipales celebradas ayer en Francia fueron las primeras relevantes que se celebraron después de la pandemia del coronavirus, que el mundo espera superar. Los colegios electorales se adaptaron en tiempos de covid-19 para limitar al máximo los contactos entre los votantes y la circulación del virus: mascarilla obligatoria, gel desinfectante y distancia mínima de un metro entre dos votantes. En la primera vuelta, la mascarilla no era obligatoria. En marzo en Francia había pocas y la prioridad era el personal médico. En la segunda ya sí. Y los colegios estaban preparados para las votaciones.

Voluntarios con máscaras en un colegio electoral de París
Voluntarios con máscaras en un colegio electoral de París

No hubo grandes colas en los colegios porque seis de cada diez votantes franceses tenía ayer algo mejor que hacer que elegir a su alcalde. Entre el miedo al contagio, el agotamiento y la desidia, dieron mayoritariamente su respaldo a la abstención en la segunda vuelta de las municipales francesas que confirmaron la debacle del partido de Emanuel Macron y un avance de los ecologistas en varias ciudades.

La participación se situó entre el 40% y el 41%, según las diferentes proyecciones, hasta 20 puntos menos que en la última cita municipal hace seis años. La crisis sanitaria ha pesado sobre los franceses, a pesar de todas las precauciones que se han tomado en los centros de votación. La campaña electoral de esta segunda vuelta, que ha tenido que celebrarse tres meses después de lo previsto por la epidemia, ha pasado completamente inadvertida y los candidatos han tenido que adaptar sus programas a las nuevas urgencias.

Y los peores pronósticos se hicieron realidad. La abstención récord de la primera vuelta, un 56 %, fue todavía mayor en la segunda, en la que se alcanzó el 60 %, a pesar de los esfuerzos de los candidatos para evitar los bajísimos porcentajes de participación. 

Distancia, mascarillas, geles y una bandeja para depositar el voto el 12 de julio

Juan Capeáns
Los votantes dejarán el sobre en una bandeja y serán los responsables de la mesa electoral los que lo introducirán en la urna
Los votantes dejarán el sobre en una bandeja y serán los responsables de la mesa electoral los que lo introducirán en la urna

Los mayores de 65 años tendrán prioridad en caso de que haya colas y la Xunta pedirá a la junta electoral que tampoco estén obligados a formar parte de las mesas

La jornada del 12 de julio ya tiene normas y protocolos para la votación, a expensas de las aportaciones que puedan hacer los ayuntamientos, las matizaciones que haga la junta electoral y que el Consello da Xunta le dé el visto bueno definitivo este viernes. El Gobierno gallego, responsable de la organización, asumirá el coste añadido que va a suponer la implantación de unas medidas nada estridentes y que entran dentro la nueva normalidad, pero todavía no tiene una cifra exacta en personal o en material sanitario. Será obligatorio el uso de mascarilla dentro de los colegios electorales (más de 4.000), algo que ya está recogido en las actuales normas de comportamiento en recintos interiores. A la entrada de los mismos habrá geles hidroalcohólicos de los que habrá que hacer uso al llegar y al salir para el lavado de manos. En la mesa, los miembros estarán separados por los dos metros de rigor, llevarán mascarillas sanitarias que podrán renovar cada cuatro horas y tendrán pantallas faciales protectoras.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Mascarillas, guantes, geles y urnas: las elecciones francesas marcan el camino a las gallegas