El abogado de la familia Quer: «La sentencia del TSXG sobre Diana demuestra que el sistema funciona»

Javier Romero Doniz
JAVIER ROMERO VIGO / LA VOZ

GALICIA

Ricardo Pérez Lama
Ricardo Pérez Lama JOSE PARDO

Ricardo Pérez Lama cree que la figura del jurado popular sale reforzada con el segundo fallo condenatorio

28 jun 2020 . Actualizado a las 20:34 h.

El abogado Ricardo Pérez Lama no llegó al juicio de Diana Quer por casualidades de la vida o del turno de oficio. La familia de la joven raptada, violada y asesinada el 22 de agosto del 2016 lo fue a buscar a su despacho de Ferrol. Lo avalan, entre otras, las condenas por los crímenes de Asunta, Maruchi Rivas, los mellizos en A Coruña, la niña de Narón, Marta Sequeiro o el parricida de Oza. El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) confirmó la semana pasada la de José Enrique Abuín Gey, el Chicle.

-La resolución del TSXG respalda al completo su tesis procesal...

-La instrucción de este asunto es muy compleja, el único acusado intentó destruir numerosas pruebas, se deshizo del móvil de Diana y de su ropa, lastró el cuerpo y lo escondió 500 días. No puso ninguna facilidad, en contra de lo que se pudiera creer. De ahí que solicitásemos, y así lo acordó el juez instructor, numerosas pruebas. El gran trabajo de la Guardia Civil, igualmente, sirvió para desmontar la tesis exculpatoria. Sus especialistas revelan la ubicación de Diana de forma empírica tras analizar un millón de datos cruzados en 2.000 kilómetros. Eso fue definitivo, igual que el pelo de Diana en la brida. Esos pelos justifican cuál es el arma homicida: la brida; justifican también cuál es la causa de la muerte: el estrangulamiento. A mayores, y resulta fundamental, la niña estaba desnuda y sin ropa interior.

-La estrategia exculpatoria se basó en acusar por igual a jueces, fiscales o Guardia Civil de conspirar contra el acusado: ¿es necesario poner en duda la honestidad de tantos funcionarios para ejercer una defensa justa?

-La defensa plantea su estrategia y se puede compartir o no, pero tiene derecho a ello. No acabo de entender, al menos en este asunto, de dónde salen las teorías conspiratorias. Está claro que si planteas una versión que va siendo destruida manifiestamente por pruebas objetivas y científicas, eso no puede funcionar. Y eso que hablamos de funcionarios públicos independientes... Poner de acuerdo a los 40 o 50 que han intervenido me parece imposible. Por eso, para mí, la sentencia del TSXG sobre Diana demuestra que el sistema judicial funciona, y concretamente el tribunal de jurado. Aplicando la ley, se hace justicia a Diana.

-El juicio dejó varias imágenes. Una, de Abuín, sonriendo durante la reconstrucción del crimen...

-Aquel día, en A Pobra, nadie lo comentó, pero las caras de los presentes pudieron verse también durante la reproducción del vídeo en la vista: caras de asombro ante su frialdad. Pero no fue solo en una ocasión, hubo más.

-¿Otra evidencia de su falta de arrepentimiento?

-Yo ya lo tenía muy claro entonces, pero, ojo, más claro lo tenían, antes, las psicólogas del Imelga que lo examinaron. Abuín Gey es un hombre peligroso, y creo que todos sabemos que Tania, la chica de Boiro, volvió a nacer. De no ser por la lesión en el hombro de Abuín, que no le dejó cerrar el maletero, seguramente no lo podría contar. Corríamos el riesgo de encontrarnos ante un asesino en serie. Las conductas se repiten y perfeccionan, y Abuín Gey es un ejemplo.

-Supo detectar el seguimiento que la Guardia Civil al inicio de la investigación...

-Lo normal en cualquier ciudadano honrado...

-Dada su experiencia, más allá del caso Diana Quer, ¿existe en causas de tanta trascendencia un conflicto entre la presunción de inocencia y la libertad de prensa?