Feijoo: «Los partidos nacionalistas son un cáncer, y el PSOE está desconocido»

Juan María Capeáns Garrido
Juan Capeáns SANTIAGO

GALICIA

Feijoo e Iturgaiz, durante la charla que mantuvieron por Internet
Feijoo e Iturgaiz, durante la charla que mantuvieron por Internet YOUTUBE

El presidente gallego carga contra el BNG y el socialismo «happy» de Sánchez en una charla con el candidato vasco Carlos Iturgaiz, que concurre en coalición con Ciudadanos

24 jun 2020 . Actualizado a las 19:44 h.

Alberto Núñez Feijoo sacó este miércoles su versión más escéptica y crítica en una conversación mantenida con el candidato a lendakari Carlos Iturgaiz, unos encuentros auspiciados por el PP en el País Vasco, si bien en esa comunidad su partido va en unas listas conjuntas con Ciudadanos. El presidente gallego afirmó que España vive «la peor época política de los últimos 40 años», y ha identificado los dos problemas que, a su juicio, justifican esta valoración: uno son los partidos nacionalistas, «que son un cáncer para las comunidades», y el otro es un PSOE «desconocido» al que ve entregado al poder «sin interés por gobernar».

Feijoo puso como ejemplo de la situación del socialismo en España uno de los últimos episodios del Congreso, en el que el PP ha tenido que «defender» al expresidente Felipe González de los intentos de Podemos de atacar «la democracia y la Constitución», lo que demostraría que «el Gobierno no es un Gobierno, sino una coalición de dos partidos bifronte». 

Respecto al BNG, afirmó que «tiene un problema con su familia, que somos todos los gallegos», y criticó tras un comentario de Iturgaiz que no sean capaces de ponerse de acuerdo sobre como llamar a Galicia, por los intentos durante el bipartito de denominarla Galiza. «Los puentes son más útiles que los muros», concluyó Feijoo tras lamentar que el Bloque haya pasado de tener como socios nacionalistas al PNV y a CIU a aliarse con Bildu y Esquerra. Sobre el independentismo catalán afirmó que «se ha pasado de frenada», lo que ha provocado que la comunidad haya perdido fuerza frente a Madrid.