El Gobierno destina 800 millones a ayudar al sector de los autobuses, de los que la Xunta pide 21,4

Ethel Vázquez reclama por carta al ministro que se tenga en cuenta

Viajeros entrando en un autobús en Lugo
Viajeros entrando en un autobús en Lugo

redacción / la voz

El Consejo de Ministros aprobó ayer el fondo de 800 millones de euros para ayudar al sector del transporte de viajeros por carretera, inmerso en una crisis muy relevante por el parón en la movilidad y la interrupción de los ingresos procedentes del turismo y del transporte escolar. Este dinero se destinará en exclusiva a las concesiones que gestionan las comunidades autónomas. Las que son competencia del Estado o de los ayuntamientos tendrán otros instrumentos financieros específicos, diferentes al que ayer aprobó el Gobierno de Pedro Sánchez.

El Ministerio de Transportes reconoce que este sector ha sufrido un «recorte extraordinario» de los ingresos a causa de la alarma sanitaria y un aumento de costes causados por las medidas de limpieza, desinfección y las limitaciones de aforo, más estrictas en los momentos más duros de la pandemia. El problema es que Transportes diagnostica que la crisis de este sector empresarial «se prolongará hasta finales del 2020, siendo previsible que los operadores vayan restableciendo servicios en un contexto de menor demanda». Ante este escenario, el Gobierno central se plantea como objetivo principal «garantizar la continuidad del servicio público de transporte, que es esencial para los ciudadanos», una actividad que da trabajo a unas 100.000 personas en España.

Ante la inminencia de la aprobación de este fondo de 800 millones de euros, la conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, remitió el lunes una carta al ministro de Transportes, José Luis Ábalos, con el objeto de aclarar las demandas del Ejecutivo autónomo de cara al reparto de ese dinero. En la misiva, la conselleira explica que es necesario que se tenga en cuenta como factor de ponderación «las especiales características socio-territoriales de Galicia, con la mitad de los núcleos de población de toda España y con un alto porcentaje de población envejecida con gran dependencia para los desplazamientos del transporte público». La Xunta pretende que se tome como criterio el número de kilómetros que se realizarían en una situación de normalidad en el 2020 y no en el 2018, pues no reflejaría el aumento de kilometraje que ha traído el nuevo plan de transporte autonómico. Teniendo en cuenta estos criterios considera que a la comunidad deberían corresponderle 21,4 millones.

El criterio de reparto se basará en la oferta, lo que beneficiaría a Galicia

El reparto del fondo corresponderá al Ministerio de Transportes, que asegura que se llevará a cabo «mediante criterios transparentes, homogéneos y objetivos». Para ello las comunidades tendrán que presentar datos sobre su oferta de transporte, «que serán la base para el cálculo del importe». Este sistema, en teoría, beneficiaría a Galicia, pues por su configuración territorial es una de las comunidades con más oferta de conexiones mediante autobuses. A día de hoy, la reducción de viajeros en este medio de transporte aún se sitúa en torno al 80 % en la comunidad.

Renfe logra el visto bueno a sus medidas contra el covid-19 en los trenes

Renfe ha obtenido el certificado Aenor para el protocolo de actuaciones de prevención e higiene puestas en marcha en sus trenes para garantizar la seguridad de viajeros frente a eventuales contagios del virus. La operadora logró la certificación después de que esta entidad evaluara los protocolos implantados en los trenes, por el momento solo en los considerados comerciales, esto es, los AVE, los Avant y los de larga distancia.

En una segunda fase se certificarán también los trenes considerados de servicio público, esto es, los de cercanías y media distancia. Renfe logra así el visto bueno a sus protocolos en vísperas del aumento de frecuencias el día 21, que en Galicia se producirá el 26.

El sector de los autobuses respirará gracias a la mascarilla

pablo gonzález
Imagen de las obras de la terminal de autobuses en el entorno de la estación de tren de Santiago
Imagen de las obras de la terminal de autobuses en el entorno de la estación de tren de Santiago

La posibilidad de ocupar todos los asientos alivia la asfixia económica de estas empresas

La reducción prácticamente a cero de la movilidad y la limitación a un tercio del aforo durante los momentos álgidos del confinamiento fueron dos circunstancias que supusieron la asfixia económica del sector del transporte por carretera en Galicia, donde el minifundismo empresarial sigue siendo habitual pese a la concentración de empresas que hubo en los últimos años. El fin del transporte escolar en Galicia -y su versión compartida- también supuso un golpe a las finanzas de estas empresas, muy dependientes de las aportaciones de dinero de este servicio, en una comunidad que es la que cuenta con más rutas escolares.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Gobierno destina 800 millones a ayudar al sector de los autobuses, de los que la Xunta pide 21,4