Detenido un funcionario de Aduanas en Arousa por filtrar información a narcos y vender kilso de coca

Policía Nacional, en una operación conjunta con sus propios compañeros, lo arrestó ayer en Madrid recibiendo 370.000 euros de un ciudadano colombiano que guardaba 5 kilos de coca en su casa


Agentes de la Policía Nacional, en una investigación conjunta con el Servicio de Vigilancia Aduanera, arrestaron el miércoles a un funcionario de Aduanas destinado en Vilagarcía de Arousa. Otra muesca del verdadero poder soterrado del narcotráfico da terra que, por capricho del destino, aflora por enésima vez en la víspera del 30 aniversario de la operación Nécora. Una señal más del crudo escenario vigente.

El arresto se ejecutó en Madrid cuando el objetivo policial, sospechoso de colaborar con el clan Santórum, varió su ruta prevista para reunirse con un ciudadano colombiano que le entregaba una bolsa con 370.000 euros en metálico. Ya en el registro de la vivienda que figura a nombre de dicho colombiano aparecieron 5 kilos de cocaína.

El jueves por la tarde la Policía Nacional y el Servicio de Vigilancia Aduanera registraron la vivienda del detenido, ya en el perímetro de Vilagarcía, concretamente en la zona de Renza, con un vistoso control policial. Igualmente se registró la habitación del hotel de Madrid en el que se hospedaba. Se trata de un vecino de Arousa de siempre que lleva unos diez años destinado en el patrullero de la base de Vilagarcía y que, previamente, ejerció en las islas Canarias.

El Servicio de Vigilancia Aduanera ya seguía de cerca, a nivel interno, los pasos fiscales y patrimoniales de este empleado desde hace dos años al no cuadrar su elevado ritmo de vida con su salario y nivel adquisitivo. Incluso se detectaron movimientos financieros, y alguno inmobiliario, sospechosos. La actuación policial se judicializó como pieza separada en el Juzgado número 3 de Vigo y procede de la investigación por el último macroalijo incautado en Galicia, 4.500 kilos de coca atribuidos al clan Santórum. Hay que recordar que su líder, Juan Carlos, logró fugarse (hasta la fecha) pocas horas antes de que los agentes se presentasen en su casa para arrestarlo. 

Quién es quién en el clan Santórum

Javier Romero / Serxio González
Santórum, a la derecha, con los dos guardia civiles a los que corrompió
Santórum, a la derecha, con los dos guardia civiles a los que corrompió

El fugado Juan Carlos se rodeó de su hermano, pareja, cuñado y hasta un constructor de planeadoras para crear un primer anillo de confianza; los otros arrestados, todos en prisión, cierran la banda

Juan Carlos Santórum se movió hasta su fuga en una corriente Citroën Berlingo y, a ojos del fisco, cotizaba como un asalariado más de El Diablo Estudios S.L. Una discreta pyme ubicada en la céntrica plaza do Parque de Vilanova de Arousa y de oferta concreta: «Todo tipo de actividades relacionadas con la grabación y edición musical, de vídeo y/o de informática. Fabricación de aparatos receptores de radio y televisión».

De mandamás, como administrador, figura Sergio Fontao Oliveira. Emilio Xosé Rodríguez Castro, cuñado de Santórum, y Pablo García Villadeamigo completaban la plantilla hasta el 26 de abril. El último zarpazo al narcotráfico, con 4.500 kilos de cocaína incautados, fue la puntilla de El Diablo Estudios y destapó un sistema de organización criminal basado en lazos sanguíneos y lealtades aparentemente inquebrantables. Un clan en toda regla, hermético y de roles claramente definidos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Detenido un funcionario de Aduanas en Arousa por filtrar información a narcos y vender kilso de coca