Policía y Aduanas esperaban dos alijos más en el Atlántico que no aparecieron

Abordaron y registraron sendos buques procedentes de Colombia en los que encontraron reses muertas, pero no droga

El MV Karar fue el primero de los tres barcos interceptados y se trasladó a Vigo para descargar el alijo.
El MV Karar fue el primero de los tres barcos interceptados y se trasladó a Vigo para descargar el alijo.

VIGO / LA VOZ

El último posado de un macroalijo en Galicia se retrató el 25 de abril en el puerto de Vigo. Casi nadie quiso perderse la presentación de 4.500 kilos de cocaína repartidos en 152 fardos. Fuentes oficiales atribuyeron a la organización desmantelada, bautizada policialmente clan Santórum (de Vilanova de Arousa), la condición de número uno entre los narcotransportistas da terra. De lo que no se habló, por cuestiones evidentes, es de lo que venía surcando el océano: dos buques procedentes de Colombia que esconderían sendos macroalijos de al menos 4.000 kilos cada uno. Ambos trofeos, junto al mostrado en Vigo, supondrían un botín incriminatorio de 12,5 toneladas de polvo blanco (unos 438 millones de euros) concentradas en un único procedimiento instruido en el Juzgado número 3 de Vigo y compartido por la Policía Nacional y el Servicio de Vigilancia Aduanera.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

Policía y Aduanas esperaban dos alijos más en el Atlántico que no aparecieron