La solicitud de voto por correo en Galicia aumenta hasta un 50 % en apenas dos semanas

La Xunta pide validar la Chave 365 para solicitar el sufragio

Un votante completa su votopor correo en A Coruña en una imagen de archivo
Un votante completa su votopor correo en A Coruña en una imagen de archivo

santiago / la voz

En los tiempos marcados por el covid-19, con los ciudadanos aprendiendo a convivir con las medidas de distanciamiento social y a evitar aglomeraciones, es de prever que una llamada a las urnas se va a distinguir mucho de lo visto hasta ahora. Los actos políticos son restringidos, el uso de mascarillas se generalizan y el voto por correo va a tener un desarrollo muy importante de cara a las autonómicas del 12 de julio. ¿Cuánto? De momento, Correos se resiste a facilitar datos oficiales sobre las peticiones en curso, pero fuentes sindicales aseguran que la solicitud del sufragio postal se incrementó en torno a un 50 % en apenas dos semanas, y vaticinan que tendrá un desarrollo todavía mayor en el mes que queda por delante para tramitar la documentación.

Tomando como referencia este dato, el crecimiento del voto por correo está teniendo en Galicia un desarrollo más moderado que en el País Vasco, donde las peticiones de documentación se multiplicaron por ocho en comparación con las elecciones autonómicas del 2016, según el Gobierno vasco.

No obstante, todavía queda un mes de plazo, hasta el 2 de julio, para hacer la solicitud que evitaría a cualquier elector censado en Galicia el tener que desplazarse en la jornada electoral a su colegio de referencia para depositar la papeleta. Los sindicatos consultados estiman que el momento en que se concentra el mayor número de demanda suele ocurrir una o dos semanas antes de que expire el plazo legal, es decir hacia finales de junio.

«O que se pretende coa nova instrución da Xunta Electoral é que haxa un incremento do voto por correo» , sostiene José Antonio Pensado, coordinador de zonal del servicio postal de Comisiones Obreras. También Manuel Santiago, de UGT, apunta que «unha vez que os carteiros foron reforzados pola Xunta Electoral como fedatarios públicos», con potestad para entregar la documentación electoral a domicilio, para verificar la identidad del votante y para recoger en custodia su voto, «o lóxico é que o voto por correo teña un crecemento moi significativo».

Ahora bien, los sindicatos demandan disponer de más medios humanos y de un protocolo bien definido para desempeñar sus nuevas funciones sin poner en juego ni la seguridad de los carteros ni las garantías jurídicas del proceso. Ese fue el asunto que planeó sobre la reunión telemática que la dirección de Correos mantuvo ayer al mediodía con los representantes sindicales del País Vasco y de Galicia, encuentro que ha servido para plantear dudas que deben quedar aclaradas en el futuro protocolo.

También la Xunta dirigió ayer a la Junta Electoral Central un pliego de alegaciones para ejercer el voto por correo. Una de sus principales demandas consiste en que la autoridad electoral acepte como válido, para solicitar el voto por correo desde caso, el sistema de identificación digital de la Chave 365, así como el sistema cl@ve, ambos utilizados en la Administración autonómica, sobre todo para aquellas personas que carecen del certificado electrónico del DNI o que no pueden tramitarlo.

El BNG ve un riesgo de «pucheirazo» en el uso masivo del sufragio postal

El incremento de peticiones para ejercer el voto por correo en las elecciones autonómicas del 12 de julio puede ser la antesala de un fraude electoral masivo. Así lo entiende el BNG, que advirtió ayer que con la extensión de una práctica que estaba prevista solo para casos excepcionales se puede abrir la puerta «a un pucheirazo».

La formación que dirige Ana Pontón entiende que no existen garantías democráticas para ejercer el voto por correo con la nueva modalidad implantada por la Junta Electoral. Esta consiste en que, por primera vez, se puede solicitar el voto sin acudir a una oficina postal, mediante la firma electrónica a través de la página web de Correos, y el cartero se ocupa de entregar toda la documentación a domicilio, actuando como fedatario en la comprobación de la identidad y recibiendo el sobre con el sufragio emitido.

La coordinadora de campaña del BNG, Goretti Sanmartín, sostiene que «é necesario esixir a orixe e a emisión de todos os votos», y dice no entender que se pueda dar cabida a la posibilidad de que, «sen ningún tipo de xustificación», se pueda hacer «un voto masivo a través do persoal de Correos sen as debidas garantías».

El nuevo sistema, remarca el Bloque, puede convertirse en «unha carretaxe de votos a través dunha extensión inaudita do voto por correo». Sanmartín pone también el acento en que el servicio postal no dispone del suficiente personal para asumir las nuevas atribuciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

La solicitud de voto por correo en Galicia aumenta hasta un 50 % en apenas dos semanas