El BNG propone un servicio público de canguros para ayudar a la conciliación familiar

Pontón afea que la Xunta no aportara ninguna solución para esos padres quen tiene que volver a trabajo sin centros educativos en los que dejar a sus hijos

Ana Pontón, visitando esta mañana a una familia
Ana Pontón, visitando esta mañana a una familia

Redacción

La líder del BNG y candidata a la presidencia de la Xunta, Ana Pontón, ensayó este miércoles un nuevo formato de campaña electoral, al colarse en el domicilio de María y Quique, una pareja de Santiago con dos hijas de 7 y 3 años, para hablar sobre los problemas de la conciliación laboral y familiar en los tiempos del coronavirus, justo cuando las escuelas infantiles y los colegios permanecen cerrados. «Os pais e nais precisan unha solución xa, porque ninguén pode permitirse perder o traballo cando temos enriba unha crise económica sen precedentes», manifestó la dirigente nacionalista, que emplazó a la Xunta a crear un servicio público de canguros para ayudar a las familias con la conciliación.

El servicio que propone la candidata del Bloque consiste en una especie de bolsa de canguros o cuidadores, a la que puedan acudir las familias que lo necesitan con la garantía de que tiene una mediación pública. Sería un servicio de pago, pero accesible económicamente para las familias. El BNG va más allá y plantea que, para las familias con niños de entre 0 y 3 años, el coste sea el mismo que asumían por la plaza en las escuelas infantiles, mientras que para el resto, familias con niños de entre 4 y 12 años, la contribución vendría determinada por el nivel de renta en base a unos baremos establecidos.

La bolsa pública de canguros estaría disponible, apunta el BNG, para todas las familias monoparentales y en las que trabajen tanto el padre como la madre, ya sea de forma presencial o mediante teletrabajo, al menos hasta que se recupere la normalidad en los centros educativos hacia el mes de septiembre.

Pontón aprovechó este encuentro con la citada familia compostelana para quejarse de que «Feijoo non aportou nin unha soa solución» en este ámbito, una que transcurrieron casi tres meses del cierre de los centros educativos. «Non aportou —insistió— nin unha soa axuda aos país e nais que teñen que non poden enviar aos fillos á escola ou gardería e que non pode recorrer aos avós», ya sea por razones de seguridad sanitaria o porque viven en otra provincia, o simplemente que no tienen recursos para poder contratar a una persona que se ocupe de los pequeños.

La candidata nacionalista insistió en que si antes de la crisis del covid-19 la conciliación ya era «misión imposible», con la pandemia se ha convertido en un «esforzo titánico» para las familias. Añade Pontón que, ante esta situación, el presidente de la Xunta se limitó a anunciar un bono de hasta 500 euros mensuales para ayudar en la conciliación a las familias, pero subrayó que, de momento, no está materializado, lo que provoca que, a medida que avanza la desescalada, muchas personas se tienen que reincorporarse de manera presencial a sus trabajos sin contar con nadie, ni con ningún servicio, al que poder confiar el cuidado de sus hijos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
103 votos
Comentarios

El BNG propone un servicio público de canguros para ayudar a la conciliación familiar