El penúltimo escándalo de Cascos: un millón en sueldos y 230.000 euros en gastos personales cargados a su partido

Foro Asturias anuncia una investigación judicial tras desvelar una auditoría varias irregularidades durante los años de presidencia del exministro

Francisco Álvarez Cascos y Carmen Moriyón
Francisco Álvarez Cascos y Carmen Moriyón EFE

Redacción

Después de una controvertida gestión con el Prestige, de dinamitar el PP asturiano, de irse y de montar su propio partido, Francisco Álvarez-Cascos ha salido con un nuevo escándalo de la formación que fundó, Foro Asturias. El partido ha anunciado que llevará a los juzgados las «irregularidades» de la anterior dirección que él mismo comandaba. «Acordamos tomar las medidas judiciales que procedan a la vista de los resultados de la auditoría encargada en diciembre de 2019 que revela posibles irregularidades muy graves, como que, por ejemplo, Foro pagó una sede en Madrid que nadie pisó y que nadie conoció», apuntaba a modo de ejemplo la presidenta de Foro y exalcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, aunque sin aludir directamente a Cascos, de quien fue mano derecha y hoy es firme opositora.

No es solo ese caso de Madrid. Hay una batería de gastos cargados al partido que superan los 230.000 euros, y el cuestionable cobro de un millón de euros en sueldos y dietas en ocho años, especialmente elevados entre 2012 y 2015, a una media de unos 150.000 euros por ejercicio.

Durante casi una década, desde el mismo momento de la fundación de Foro, Cascos usó el partido para costearse numerosos gastos personales, algunos muy llamativos. Entre la documentación recogida en la auditoría interna se incluyen facturas a hoteles tanto para trasladarse desde Asturias a Madrid como para alojarse durante las jornadas en las que iba a practicar la pesca en río, actividad a la que es muy aficionado. En esos traslados, aunque fueran de índole personal, el partido debió hacerse cargo de la compra de combustible así como de las autopistas. Entre las partidas que pasó al partido, según ha revelado Foro, se encuentran también los pagos de licencias de pesca y de caza y, para esta última actividad, incluso la factura del test psicotécnico para el permiso de armas.

Hay también pagos por compras como helados, servicios de sushi a domicilio en Madrid, bocadillos... Pero también comidas de ámbito familiar durante sus períodos de vacaciones. Cascos pasó como un gasto a la formación las facturas de los teléfonos móviles de algunos de sus hijos, la compra de unos zapatos de niño y otro par de mujer o varias adquisiciones en la floristería de su hija.

En el 2013, Foro tuvo que hacerse cargo de la reparación del vehículo privado de la entonces esposa del fundador del partido. Fueron 3.200 euros por el arreglo de un Toyota perteneciente a María Porto. Además, figura un autopréstamo de 59.000 euros concedido por el partido a Francisco Álvarez Cascos.

Esta misma semana se filtraron los contratos por los que Cascos alquiló a Foro una oficina en Madrid, propiedad de la una sociedad que compartía con María Porto, y por la que el partido debió abonar unos 174.000 euros; nunca llegó a usarse como sucursal de la formación en la capital. El pago incluía el cobro al partido de servicios adicionales. Una de las sociedades de María Porto pasaba al partido 900 euros por alquiler durante medio día de una sala de reuniones. Además, entre enero y mayo de 2011, Cascos cobró al partido como conferencias algunos actos electorales de la formación; las partidas ascienden a 24.200 euros.

Y tras el paso de Cascos, el partido se enfrenta ahora a un problema de pago a proveedores y una deuda considerable.

En declaraciones a una emisora en Asturias, Cascos aseguró no ser responsable de las irregularidades destapadas en esa auditoría, y defendió la transparencia de una cuentas «que conoce todo el mundo» y que han sido auditadas y fiscalizadas. «No hay ningún misterio», zanjó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

El penúltimo escándalo de Cascos: un millón en sueldos y 230.000 euros en gastos personales cargados a su partido