La Xunta descarta tocar este año el sueldo de los funcionarios

Feijoo no ve motivos para volver a recortar salarios en el futuro, pero señala que cualquier medida dependerá de las aportaciones del Estado y del presidente que salga de las urnas

Empleados de la Xunta en la sede central de San Caetano
Empleados de la Xunta en la sede central de San Caetano

Santiago

La Xunta de Galicia no va a tocar los sueldos de los funcionarios en lo que queda de año, tal como han anunciado otros ejecutivos como el de Extremadura, que ya ha adelantado una congelación salarial. Preguntado sobre este caso y una posible réplica en Galicia, el presidente circunscribió su respuesta a los poco más de cuarenta días que restan para las elecciones, advirtiendo que será el próximo Gobierno que elijan los ciudadanos el que decida si es necesario un nuevo recorte en la nómina de los empleados públicos, pero eso tendría que ser ya para el 2021. «Non teño previsto tomar decisións que tomei en lexislaturas anteriores por necesidades económicas», aseguró.

Los presupuestos del 2020 están cerrados y consignados con aumentos ya ejecutados para la gran mayoría de las casi 100.000 nóminas autonómicas, y la Consellería de Facenda, a diferencia de otros años, no va a iniciar el diseño de las próximas cuentas hasta el otoño. Los comicios han condicionado todo el calendario, porque el nuevo Gobierno que salga de las urnas podrá empezar a trabajar en los Orzamentos 2021 a principios de septiembre como muy pronto, tras la toma de posesión de los conselleiros. Para entonces, el Estado ya debería tener un primer boceto de las entregas que hará a las comunidades en función de los ingresos, que evidentemente partirán de una situación de merma por la crisis sanitaria y económica. Salvo que Facenda haga una tramitación exprés, difícilmente entrarían en vigor para el 1 de enero.

«Estarei gustosísimo de contestar a esa cuestión a partir de xullo, se os galegos queren», dijo Feijoo en evidente referencia a su deseo de seguir en el mando autonómico. Sin especular más, sí afirmó que todo lo que se haga al respecto «serán medidas razoables e razoadas, porque a situación económica de Galicia permite afrontar os próximos anos», aunque no sin pasar algunas «dificultades», reconoció.

Para mostrar esa razonable salud, el jefe del Ejecutivo gallego puso como ejemplo que Galicia debe 3.000 millones de euros menos que la media de la deuda sobre el PIB de todas las comunidades, lo que le permite, a su juicio, afrontar los próximos ejercicios con cierta solvencia.

La Xunta aplicó recortes en las nóminas de los funcionarios en los años 2012 y 2013, dinero que fueron recuperando en años posteriores, aunque los sindicatos han sostenido en estos últimos ejercicios de bonanza que todavía arrastran pérdida de capacidad adquisitiva.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

La Xunta descarta tocar este año el sueldo de los funcionarios