Nuevo retraso en el caso Alvia: las declaraciones de cuatro empleados de Talgo por el borrado de averías serán en julio

Se trata del cuarto aplazamiento desde que en noviembre la Audiencia ordenara reabrir la instrucción judicial

Un familiar en el homenaje a las víctimas del Alvia por el primer aniversario.
Un familiar en el homenaje a las víctimas del Alvia por el primer aniversario.

redacción / la voz

El caso Alvia sufrirá un nuevo retraso en la fase final de la investigación judicial. El Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago acordó el cuarto aplazamiento de las declaraciones como testigos de cuatro empleados de Talgo, por el supuesto borrado de los datos de las averías del tren accidentado. Estas comparecencias estaban previstas para este viernes por videoconferencia, pero el juez instructor ha decidido que se celebrarán finalmente en el juzgado compostelano el próximo 10 de julio, una vez termine el estado de alarma. El juez Andrés Lago Louro tomó esta decisión después de que el Juzgado de Instrucción número 3 de Majadahonda le comunicase la imposibilidad de practicar allí declaraciones.

Estas testificales estaban previstas para el 12 y el 13 de diciembre, posteriormente para el día 23 de enero y tampoco pudieron celebrarse el 13 de marzo por el impacto del coronavirus. Además, los abogados de los tres responsables del informe de Ineco sobre la evaluación de riesgos del tramo ferroviario Ourense-Santiago también pidieron la suspensión de las declaraciones.

La citación de los empleados de Talgo se produjo después de que el 12 de noviembre la Audiencia Provincial de A Coruña ordenara la reapertura de la instrucción sobre el accidente del tren para que el juez investigue la denuncia de un extrabajador sobre la supuesta orden de la empresa de borrar el historial de averías del Alvia.

La instrucción del Alvia, afectada por la crisis sanitaria, se acerca a los 7 años

pablo gonzález

La causa se reabrió en noviembre para investigar a Talgo, pero no avanzó desde entonces

«Considera esta sala que resulta ineludible investigar los hechos expuestos por la referida acusación [la plataforma de víctimas], tanto por lo que se refiere a la supuesta destrucción de pruebas como a la situación en que se hallaba el tren y su posible relación con el accidente, que ha sido uno de los objetos principales de la investigación». Con este argumento, la Audiencia Provincial de A Coruña ordenaba, en noviembre del año pasado, la reapertura de la investigación judicial del caso Alvia al presentar la plataforma de víctimas la declaración jurada de un exempleado de Talgo en la que revelaba que directivos de la empresa que fabricó el tren accidentado le ordenaron borrar datos sobre las averías del tren apenas media hora después del accidente. Talgo negó tajantemente estos hechos, hasta el punto que anunció acciones legales contra su antiguo trabajador. No obstante, los magistrados de la Audiencia coincidieron en que no había otra salida que investigar esta revelación, que volvía a poner en el punto de mira judicial el material rodante accidentado.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Nuevo retraso en el caso Alvia: las declaraciones de cuatro empleados de Talgo por el borrado de averías serán en julio