Los nombres gallegos no se asientan en el registro; los vascos y catalanes, sí

Entre los cien más usados en Galicia solo hay uno autóctono, frente a 22 en el País Vasco y 18 en Cataluña

Alumnos en un centro escolar en Galicia
Alumnos en un centro escolar en Galicia

vigo

Los nombres inequívocamente autóctonos no acaban de erigirse en opción mayoritaria en Galicia a la hora asignarlos a los recién nacidos. Incluso está sufriendo cierto retroceso su utilización, a tenor del recuento de nombres del padrón que cada año elabora el INE. En el 2002 Uxía y Brais figuraban entre los diez más empleados para los nacidos entonces. Dieciséis años después, no hay rastro de galleguidad en el top de la onomástica registral.

Pero esa no es la evolución que está siguiendo la antroponimia en las otras dos comunidades históricas. Entre todos los habitantes de España siguen dominando los Antonio, Manuel, José, Francisco y David en el caso de ellos, y María del Carmen, María, Carmen, Ana María y Josefa. Pero no es así en los registros del País Vasco. Entre los 50 nombres con más portadores está situado como primero Aitor, el tercero es Jon, el quinto Mikel, e Iker, Asier y otros nueve figuran entre los preferidos, como Leire, Ane, Ainhoa, Amaia, Irati y otros tres, en el caso de las mujeres. En Cataluña hay cuatro de mujeres (Montserrat, Anna, Laia, y Mireia) y más de una decena en hombres en el ránking 50 (encabezados por Jordi, Marc y Joan).

Galicia está muy lejos de ambos escenarios. Entre el medio centenar de nombres más frecuentes no hay ninguno autóctono o galleguizado. Manuel, José, José Manuel, Antonio y José Luis son las denominaciones preferidas para hombres; y en las mujeres prácticamente sigue el patrón estatal, aunque con la inclusión de María Dolores entre los más utilizados. En las mujeres hay un caso adscribible a Galicia a cuenta de una evocación histórica, la de Iria. Y no hay más galleguidad onomástica entre casi la mitad de la población (1,3 millones) que porta alguno de los cien nombres más frecuentes.

Si el balance se hace por provincias, entonces surge el de Iria en el 42 del ránking pontevedrés y 44 del coruñés; y Brais como el 50 de A Coruña, o Iago, en el mismo lugar en Lugo. Y ahí se detiene el antroponímico galaico.

Aunque los apellidos más comunes en Galicia son García (A Coruña); López (Lugo), y Rodríguez (Ourense y Pontevedra), si hay más presencia nominal propia. En Lugo figuran 17 apellidos claramente autóctonos entre los 50 más frecuentes, con Ferreiro, Veiga, Pena, Vila y Pereira en el grupo de cabeza; 12 en A Coruña (Souto, Piñeiro, Pena, Barreiro, Seoane son los gallegos más repetidos); 11 en Ourense (Novoa, Salgado, Feijoo, Pereira, Arias, entre ellos), y 7 en Pontevedra (Pereira, Piñeiro, Barreiro, Vila y Villar como referencias).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Los nombres gallegos no se asientan en el registro; los vascos y catalanes, sí