El cabecilla del último macroalijo dejó un chaleco antibalas y ropa de policía en su casa antes de huir

Juan Carlos Santórum y su organización fingirían ser agentes para robar lanchas y alijos a grupos criminales rivales; también utilizarían las prendas para sortear controles policiales


Vigo / Arousa / La Voz

Juan Carlos Santórum Navazas (Vilanova de Arousa, 1980) exhibe una atracción especial ante quienes trabajan para encerrarlo en una celda por narcotráfico. Ya en el 2013 mostró gran capacidad de persuasión al corromper a dos guardia civiles especializados en organización criminal. Un buen puñado de euros y ambos agentes le abrieron las puertas de su trabajo reservado. De poco valió, los tres acabaron condenados en el 2018. Pero Santórum, desde entonces, ni cumplió la condena ni dejó de sonar en los bajos fondos.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

El cabecilla del último macroalijo dejó un chaleco antibalas y ropa de policía en su casa antes de huir