Empieza la última fase de pruebas para poner en servicio el tramo del AVE que ahorrará 50 minutos

El ADIF pretendía ponerlo en servicio en junio, pero no será casi imposible a causa de la crisis sanitaria

Pruebas de carga en uno de los viaductos del AVE
Pruebas de carga en uno de los viaductos del AVE

redacción / la voz

El ADIF inicia la última fase de las pruebas reglamentarias para poner en servicio el tramo entre Zamora y Pedralba de la Pradería, a las puertas de Galicia, unos 110 kilómetros que ahorrarán 50 minutos en los viajes entre las principales ciudades gallegas y Madrid. El administrador ferroviario calculaba que iba a poder poner en servicio este tramo en junio, siempre y cuando la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria no detecte ningún problema en el expediente final que recibirá en unas semanas. Sin embargo, el plazo de junio parece complejo después del parón obligado por el estado de alarma y las restricciones sanitarias.

Los técnicos del ADIF desarrollarán entre hoy y el martes las pruebas del sistema de seguridad ERTMS nivel 2 a máxima velocidad comercial -300 kilómetros por hora- con distintos trenes entre Zamora y Pedralba. Aunque ya se alcanzó este registro máximo en ensayos anteriores, ahora se trata de comprobar la correcta funcionalidad del sistema en «escenarios análogos» a los de la explotación comercial, con el fin de certificar lo que se denomina la «reacción segura», explicó el administrador en un comunicado. Por estas razones es importante realizar ensayos de velocidad en distintos escenarios: con un tren de la serie S-112; en régimen de sucesión de trenes y en cruce con dos convoyes de la serie S-730, los Alvia que actualmente unen Madrid con Galicia.

Esta última fase de pruebas se desarrolla tras concluir «satisfactoriamente» las pruebas dinámicas del ERTMS nivel 2, a velocidad máxima de 200 km/h y con el sistema de respaldo ASFA, «y una vez publicado el documento reglamentario que posibilita las pruebas funcionales finales», añade el ADIF.

Superar estas últimas pruebas posibilitará el cierre del expediente para la puesta a disposición del tramo para pruebas de fiabilidad y formación de maquinistas por parte de Renfe, tal y como establece la normativa sobre los procesos previos a la puesta en servicio de nuevas líneas o el inicio de la explotación de nuevos tipos de servicios.

La obra del AVE se reactiva en todos los tramos, con problemas con los suministros y con las subcontratas

pablo gonzález
Obras del AVE en la transición con el tramo convencional entre Taboadela y Ourense
Obras del AVE en la transición con el tramo convencional entre Taboadela y Ourense

El ADIF admite que aún no se han podido alcanzar los rendimientos normales

Tras los parones en las obras del AVE previos a la suspensión general de las actividades consideradas no esenciales y una vuelta a los tajos desigual, en los últimos días se han retomado los trabajos. Pero en ningún caso se ha podido volver a la normalidad previa a la crisis sanitaria. Aunque en el último tramo que queda por construir entre Pedralba de la Pradería (Zamora) y Ourense se trabaja en todos los contratos, se hace de forma irregular, con complicaciones que tienen que ver con algunos suministros y con la incomparecencia de algunas subcontratas por distintas razones, pero todas vinculadas con las dificultades que suponen para la obra pública el estado de alarma y la crisis sanitaria.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

Empieza la última fase de pruebas para poner en servicio el tramo del AVE que ahorrará 50 minutos