La CIUG cambia la hora y el orden de los exámenes de selectividad para evitar aglomeraciones

Los de Arte y Sociales tendrán tres pruebas el primer día, y los de Ciencias y Humanidades, solo dos

Examen de selectividad en Santiago  el curso pasado
Examen de selectividad en Santiago el curso pasado

Redacción / La Voz

Historia de España a las diez de la mañana y Lengua Castelá e Literatura a las doce. Para los alumnos de Ciencias y de Humanidades, son los dos únicos exámenes obligatorios del primer día de selectividad, el martes 7 de julio. Los estudiantes de Sociales y Arte sí tendrán que volver por la tarde a las aulas, ya que a las tres y media tienen los exámenes de Matemáticas Aplicadas a las Ciencias Sociales y Fundamentos da Arte.

La CIUG -la Comisión Interuniversitaria de Galicia, que se encarga de la prueba- ha decidido reordenar los exámenes para evitar aglomeraciones. Las otras dos materias comunes y obligatorias (aunque tienen excepciones) son Primeira Lingua Estranxeira (Inglés para la práctica totalidad de los estudiantes) y Lingua Galega e Literatura, de la que solo están exentos los estudiantes foráneos y en determinadas condiciones. Las pruebas de ambas se dejan para la mañana del segundo día, el miércoles.

Habitualmente, los alumnos gallegos (unos 10.000 en selectividad) tienen esos cuatro exámenes en el primer día, una tensión enorme que no se da en ninguna otra parte de España. Ahora, se pondrán al mismo nivel que otras comunidades. 

Esta reestructuración no quiere decir que por la tarde del lunes no haya más que Matemáticas y Fundamentos del Arte, pero ya no se trata de ninguna asignatura obligatoria. A las 17 horas se celebran dos pruebas: Economía da Empresa y Deseño, que también afectan a los estudiantes de Sociales y Arte. De esta forma, al finalizar la mañana los centros de exámenes -que ya tendrán el 50% del alumnado habitual- se quedarán prácticamente con la mitad de los alumnos de la mañana, con lo que se reducirán las posibilidades de contagio y extensión del covid-19.

Tras un arranque del miércoles con las lenguas restantes (gallego e inglés) para la práctica totalidad de los jóvenes, la segunda jornada matutina acaba con presión para los alumnos de Ciencias y Humanidades: a la una es la prueba de su materia de opción (Matemáticas II o Latín). A esa hora ya quedarán pocos estudiantes de Sociales y Artes, porque aunque a la tarde hay dos de sus asignaturas, son de las que tienen pocos inscritos: Artes Escénicas suele tener unos 60 matriculados y la segunda lengua extranjera, unos 300 (aunque ahora, que puntúa para todas las carreras de Sociales, pueden ser algunos más). En cambio, a los de Ciencias sí que les afecta más porque está el examen de Debuxo Técnico (1.200 alumnos, casi todos de ingenierías), y sobre todo el de Química (sobre 4.000 matriculados, la optativa con más adscritos, ya que vale para casi todas las carreras de Ciencias). Los de Humanidades pueden ir a la segunda lengua extranjera o a Grego, materia que ronda los 500 alumnos.

Llegado al jueves, casi todos los estudiantes que vayan a las optativas para subir nota tendrán que pasar por los centros de exámenes pero a diferentes horas: se han programado Bioloxía (unos 3.700), Física (unos 2.000) y Xeoloxía para los de Ciencias; los de Sociales y Humanidades se examinan de Xeografía (2.600) e Historia da Filosofía (cerca de 3.000); y los de Arte acudirán para Historia da Arte (1.500) y Cultura Audiovisual (sobre 200).

Es posible que tras la experiencia de este año, la CIUG emprenda una reordenación horaria para no cargar tanto la primera jornada de exámenes, algo que ya se comprometió el año pasado a estudiar.

La selectividad en la «nueva normalidad»: hasta el triple de aulas, más vigilantes, y con la posibilidad de mascarillas

Sara Carreira

La CIUG calcula que necesitará más recintos para la prueba de este año y analizan desde las necesidades de transporte hasta qué pasará si a los pocos días alguien da positivo en covid-19

Primero fueron las fechas (7, 8 y 9 de julio). Después, los modelos de examen, simplificados. Y ahora llega el turno de la logística. Confirmado por el Gobierno en el plan de desescalada que habrá selectividad sí o sí, queda por saber cómo se organizará pese a la pandemia. La Comisión Interuniversitaria de Galicia (CIUG) encara desde hace varias semanas un proyecto tan complicado como es un examen único y sincrónico para 11.000 estudiantes de toda Galicia manteniendo en todo momento las normas actuales de seguridad, pero con opción a que sean más o menos estrictas. Celso Rodríguez —representante de la USC en la CIUG, que diseña y organiza la prueba— es el encargado de supervisar todas las decisiones. «Ya tenemos una versión 1, y ahora estamos preparando una segunda con más exigencias», dice.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La CIUG cambia la hora y el orden de los exámenes de selectividad para evitar aglomeraciones