Feijoo sugiere que se exploren fórmulas seguras para votar si se extiende el estado de alarma

Mantiene que el objetivo no puede ser prorrogar la legislatura más allá de finales de octubre, pero sigue sin tener claro si es mejor verano u otoño para poner las urnas

Detalle de la videoconferencia de Núñez Feijoo con Moncloa y el resto de presidentes autonómicos
Detalle de la videoconferencia de Núñez Feijoo con Moncloa y el resto de presidentes autonómicos

Santiago

La convocatoria de las elecciones autonómicas sigue sobrevolando cualquier intervención pública del presidente de la Xunta, que asegura por un lado que las urnas no están en la agenda del Gobierno gallego, pero al mismo tiempo admite que las semanas van pasando y los tiempos se estrechan sin que se divise una fecha adecuada para la celebración de unos comicios que tenían que haberse resuelto el 5 de abril, coincidiendo con el pico más agudo de la pandemia.

Feijoo sostiene que no tiene el «menor interés» en que la situación supere los límites legales establecidos -el domingo 25 de octubre, cuatro años y un mes después de la última votación- y califica esa opción como «la peor» para la democracia, pero tampoco ve factible esa convocatoria durante el estado de alarma o con la crisis sanitaria azotando y con la incerteza de qué sucederá en otoño con el virus. «Lo que digo es que, o buscamos unas fórmulas menos inciertas, o estamos en un abismo de legislatura que debemos prever o desentrañar».

El líder del PPdeG y candidato a presidir la Xunta por cuarta ocasión recuerda que «prorrogar la legislatura más allá de cuatro años es algo que no se hizo nunca» y que, a su juicio, generaría un grave desequilibrio entre el Ejecutivo y el poder legislativo, ya que el Parlamento está disuelto atendiendo al decreto firmado para la cita que estaba convocada en abril. «Los gallegos tenemos derecho a elegir a los nuevos parlamentarios y a su presidente», reflexionó, y por ello le parece razonable que en un panorama de incertezas se intenten hacer «aproximaciones» a un nuevo escenario de votación teniendo en cuenta criterios sanitarios como el distanciamiento social, lo que implicaría buscar colegios electorales con espacios más amplios o analizar alternativas para evitar las aglomeraciones, potenciando la posibilidad de votar por correo para ejercer «un derecho fundamental».

Feijoo dice compartir esta preocupación con el lendakari Urkullu, con la diferencia de que el mandatario vasco se ha mostrado más activo que reflexivo. El jueves pasado ya consultó al resto de partidos sobre este extremo, y el 14 de mayo ha agendado otra reunión con sus adversarios políticos para abordar precisamente cómo y cuándo podrían celebrarse las elecciones en su comunidad. La tesis que ha deslizado el lendakari a la opinión pública es que la anomalía de votar en verano -un domingo de julio, nunca en agosto- concede más garantías que buscar fecha en septiembre u octubre con la amenaza del rebrote otoñal.

¿A quién beneficia o perjudica más la opción de votar en verano?

domingos sampedro
Feijoo, durante la conferencia de presidentes
Feijoo, durante la conferencia de presidentes

Los sondeos publicados en las últimas semanas indican que los partidos del gobierno resisten bien la crisis, cuando no se refuerzan

Plantear ahora reactivar el calendario electoral en Galicia cuando el estado de alarma se prolongará, al menos, hasta el 9 de mayo y la mayoría de los votantes están confinados en sus casas, muchos preocupados por si podrán mantener su puesto de trabajo, es algo que está al alcance de todos. Como en lo chistes, hay que ser muy de Bilbao, o de cerca, para lanzar una especulación como la del lendakari Urkullu, que consiste en empapelar las calles con carteles políticos entre mayo y junio para votar en julio. 

Íñigo Urkullu es quizás el dirigente autonómico que con mayor vehemencia defendió que las comunidades puedan decidir su plan de desescalada, y que en su día se opuso también a la paralización de la actividad económica no esencial. Que ahora barrunte con convocar elecciones dentro de unas semanas es algo que solo se entendería si cruzó algún tipo de información con el presidente Pedro Sánchez, toda vez que Moncloa es quien quiere llevar el mando de la desescalada.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Feijoo sugiere que se exploren fórmulas seguras para votar si se extiende el estado de alarma