Las carreteras gallegas han perdido a tres de cada cuatro coches

El retorno a la actividad de varios sectores deja el menor volumen de gente en casa desde el inicio del confinamiento, 1,3 millones no hace ningún viaje en Galicia


Vigo

El confinamiento masivo de la población está dejando en Galicia estampas inéditas en sus vías de comunicación. El puente de Rande sin coches durante muchos minutos al día es ya un icono como se puede ver en la imagen tomada en el último domingo. Pero todas las carreteras están registrando escenas semejantes, sin coches reflejando así el cumplimiento mayoritario del estado de alarma. 

Si el tráfico en la AP-9, que es uno de los mejores sensores de movimiento en Galicia, ha bajado un 80 % en volumen de usuario, las vías de alta capacidad que dependen de la Xunta han registrado un comportamiento semejante perdiendo al 75 % de los vehículos que habitualmente las transitan. Tres de cada cuatro coches no circulan por ellas desde que el 14 de marzo se redujeron las posibilidades de movimiento.

Pero según los datos recogidos en los aforos de contabilidad de las nueve autopistas y autovías autonómicas gestionadas en régimen de concesión, el comportamiento no ha sido igual en los vehículos ligeros que en los pesados. Si los utilitarios han pasado de 10.237 el año pasado en estas mismas fechas a 2.324 ahora (-77 %), en el caso de los camiones su presencia solo se ha reducido en un 34 %, de 675 han pasado a 444. La alta actividad que está marcando el sector refleja esa diferencia en la caída del volumen de tráfico de ambos tipos de vehículos. 

Los domingos y festivos son los días en los que el desplome se generaliza, conservando solo un 10 % de la cantidad de usuarios habituales, que no llegan siquiera a 900 vehículos en el conjunto de las nueve concesiones, frente a los casi 10.000 que pasaban en jornadas no laborales de marzo y abril del año pasado.

 La evolución a la baja es similar en las nueve vías autonómicas. La AG-11, la autovía del Barbanza está perdiendo un 63 % de su tráfico habitual de lunes a viernes y un 83 % los fines de semana. Su empresa gestora, perteneciente al grupo Sacyr, es la única que en Galicia ha reclamado a la Xunta una indemnización para cubrir con fondos públicos el recorte en sus ingresos por el estado de alarma decretado. 

En la AG-31, autovía Ourense-Celanova, la caída es del 67 y 83 % a diario y en los fines de semana. Es mayor incluso en la AG-41, la autovía del Salnés, que cae en un 73 y 89 % respectivamente, y llega hasta un -93 % en los festivos de la pasada Semana Santa, evolución lógica en una arteria de alto componente turístico.

En el caso de la AG-53, autopista que va desde el Alto de Santo Domingo (Dozón) a Ourense y da continuidad a la AP-53 que parte de Santiago, su descenso es del 71 en los días laborables y 88 % los sábados y domingos. La AG-53 es su continuación hasta O Carballiño, también cede un 69 y 82 % respectivamente. 

El tramo de A Coruña a Baio de la autopista autonómica AG-55 sufre una evolución similar a las anteriores con pérdidas de tráfico de 71 % de lunes a viernes y del 86 los fines de semana. En la AG-55 en su ramal como autovía da Costa da Morte evoluciona en negativo también en un 68 y 85 % y en un 71 y 83 en el caso de la autovía AG-56 que enlaza Santiago con Brión. La segunda autopista autonómica, la AG-57, Vigo-Baiona, se mueve en un idéntico -71 % durante la semana y un -87 % los fines de semana. 

1,3 millones no sale de casa

El seguimiento que el Ministerio de Transportes hace de la movilidad de los españoles a través de la señal de sus teléfonos móviles en el actual confinamiento por la pandemia, marcó al inicio de esta semana un nuevo mínimo de personas recluidas en sus hogares en Galicia. Si el 5 de abril, domingo de Ramos, se alcanzó la cifra más alta de reclusión en el domicilio o al menos de salidas inferiores a los 500 metros que el ministerio considera para realizar pequeñas compras o paseo de mascotas, con 1.711.611 personas que no realizaron ningún viaje (otros 988.389 sí se movieron), este lunes la bolsa de confinados bajó a 1.300.239. Fueron más por tanto los que hicieron algún desplazamiento que los que quedaron en sus emplazamientos domiciliarios. 

Esta es la cifra más baja de seguimiento del confinamiento, desde el lunes 16 de marzo, primer día laborable desde el decreto del estado de alarma. En este pasado lunes, sectores como el de la construcción o el naval, volvieron en gran medida a sus puestos de trabajo, lo que se refleja en el aumento de la movilidad.

Del 1,4 millones de gallegos que realizaron viajes de más de medio kilómetro, según el rastro dejado por sus teléfonos móviles, 826.823 hicieron en esa jornada más de dos trayectos, 458.663 llevaron a cabo dos, y otros 123.627 solo uno. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las carreteras gallegas han perdido a tres de cada cuatro coches