La vida del Chicle en prisión, entre juegos al parchís y un pequeño barco de madera

Javier Romero Doniz
JAVIER ROMERO VIGO / LA VOZ

GALICIA · Exclusivo suscriptores

El Chicle escuchó con el mismo rictus impasible de estos días el veredicto del jurado
El Chicle escuchó con el mismo rictus impasible de estos días el veredicto del jurado Sandra Alonso

Su vida transcurre entre el ocio y el descanso y solo se relaciona con dos presos: evita al resto y a los funcionarios

24 ene 2021 . Actualizado a las 12:31 h.

José Enrique Abuín Gey reutiliza sus manos, con las que estranguló y agredió sexualmente a Diana Quer, para construir un inocente barco de madera. Tal vez una réplica de las tradicionales embarcaciones del xeito que


Contenido exclusivo para suscriptores
¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión
Suscripción Web + App

Lee todas las noticias de la edición digital desde cualquier dispositivo

Pago mensual
6,95 € / mes
Pago anual
59 € / año
Ahorra un 30%
Suscripción versión PDF

Lee el periódico impreso en versión digital PDF y accede a todas las noticias de la edición digital desde cualquier dispositivo

Pago mensual
9,95 € / mes
50% de descuento
Pago anual
99 € / año
Ahorra un 17%