«Estoy deseando encontrarme con mis alumnos para darnos los achuchones atrasados»

Tania España de la Cruz es tutora en segundo de primaria. Anima a los estudiantes a mandar fotos en casa para que «se sigan viendo entre ellos»

Tania España de la Cruz
Tania España de la Cruz

Redacción / La Voz

Tania España de la Cruz (Vigo, 1987) es una de las tantas docentes que trabajan con sus alumnos a distancia desde el cese de la actividad escolar. Tutora de 2.º de primaria y profesora de Lingua Galega, Educación Artística, Naturais y Sociais en 1.º y 2.º de primaria, y de las dos últimas materias también en 6.º, sabe como nadie lo que cambia la situación del confinamiento en función de las edades. La profesora, que da clase en el colegio vigués San Xosé da Guía, se levanta cada día a las 9 de la mañana y se sienta ante el ordenador. «Yo estoy haciendo las mismas horas que cuando estaba en el cole, pero sin madrugar tanto. Mi plan de trabajo es alternando días. Los días impares de la semana envío trabajo, y todo es de repaso de cosas que ya hemos dado. Todo se hace para que no pierdan el ritmo, sobre todo yo, que doy en 1º y 2º de primaria, y son niños que acaban de llegar de infantil », explica Tania. Todo lo hace a través de la plataforma Moodle, la que utilizan en el centro, donde permanece en contacto constante con las familias: «Mi correo está las 24 horas disponible por si necesitan contactar». Por supuesto, el contacto entre profesores y equipo directivo también es diario, tanto a través del WhatsApp como de la plataforma.

«Soy partidaria de compartir horarios. A las 9 nos levantamos, de 10 a 12 hacemos tareas, a las 12.30 una manualidad... Si esto es duro para mí, que estoy sola con mi pareja en casa, imagino que para esos papás tiene que ser...», reconoce la docente, que por eso es partidaria de la flexibilidad: «Los padres tienen que gestionarlo, pero tampoco es algo a rajatabla. Si yo mando dos fichas y quieren hacer una el martes y otra el jueves, pues que lo hagan. Yo en todo momento me dirijo hacia los papás, les mando las fichas que tocan ese día y les explico. Soy consciente de que esto nos ha pillado a todos de imprevisto, y por tanto habrá gente que no tiene ordenador o impresora, que solo tenga Internet en el móvil, otros solo tendrán tablet, otros no tendrán tinta...».

«Intento aunar materias, que en una misma ficha podamos trabajar lectoescritura, atención y plástica»

Cada profesor envía las fichas de su propia materia a través de la plataforma. Incluida la Educación Física, donde el profesor les anima a moverse y a colaborar en casa. Las actividades que envía Tania combinan varios factores. «Intento aunar materias, que en una misma ficha podamos trabajar lectoescritura, atención y plástica, por ejemplo. Desde otra, repasar lo que hemos dado en Naturais y que hagan una historia... Incido mucho en la lectura comprensiva y lectoescritura. Y envío todos los materiales elaborados por mí, adjuntando actividades de repaso. Intento poner ejercicios en los que tengan que colorear, dibujar, pensar y darle a la imaginación para hacerles esto más llevadero». Lo que tienen muy presente en su colegio, dice, es que este se trata de un trabajo no evaluable hasta que les digan lo contrario. «No avanzamos nada de la siguiente materia, a la espera de lo que nos diga la Administración», afirma la profesora. Sin embargo, esperan instrucciones de la Xunta para saber cómo proceder a partir de ahora: «Hasta que no nos digan, no vamos a evaluar. Lo que sí hemos hecho es reunirnos por videconferencia profesores, dirección y un miembro del departamento de orientación para hacer las evaluaciones online y poder poner las notas de la segunda evaluación, tal y como indicó Educación».

«Los echo mucho de menos»

Tania jamás se imaginó que tendría tantas ganas de guerrear con sus alumnos. «Estoy deseando que llegue el día en que podamos reencontrarnos en clase y darnos esos mimos y achuchones. Yo los echo mucho de menos, es un curso reducido, son pequeños, y a nivel afectivo es la bomba», explica la viguesa, que añade que desde el cole tomaron la iniciativa de que todos los niños que quieran enviar fotos haciendo la tarea, en su casa o ayudando a sus padres en la cocina, puedan hacerlo a través del correo electrónico. «Es para que se sigan viendo entre ellos, y yo también les mando alguna foto para que me vean. Cuando ocurrió todo fue caótico, y justo cuadró a última hora, que yo no tengo clase con ellos, así que no los volví a ver y los echo mucho de menos», dice su profesora. Y no hay boletín de notas que valga más que eso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Estoy deseando encontrarme con mis alumnos para darnos los achuchones atrasados»