Galicia, la comunidad donde menos crecerá la financiación estatal este año

La transferencia de fondos aumentará un 6 % frente al 7,32 % de media española

María Jesús Montero, portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros
María Jesús Montero, portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros

santiago / la voz

La financiación autonómica que reciben las comunidades para sufragar el coste de los servicios públicos aumentará este año en casi 7.900 millones de euros en relación al 2019. Esto supone un incremento medio del 7,9 %, pero tendrá una distribución muy desigual a nivel territorial. Los datos publicados por el Ministerio de Hacienda reflejan que la cuenca mediterránea, más dinámica en términos demográficos, sale claramente beneficiada del reparto, mientras que Galicia es la comunidad autónoma donde menos crecerá la transferencia de fondos del Estado, seguida de cerca por Extremadura y Castilla y León.

Las cuantías que fija el último sistema de financiación autonómica, aprobado en el 2009 y prorrogado año a año desde el 2015 por falta de acuerdo, es la combinación de unos cálculos complejos y poco transparentes, que tienen en cuenta desde la recaudación derivada de determinados tributos total o parcialmente cedidos, como el IVA, el IRPF o los impuestos especiales, hasta la estructura de edad de cada territorio o los índices de envejecimiento y dispersión.

Es un sistema que prima a los territorios demográficamente más dinámicos, como los del arco mediterráneo, y penaliza a los sufren mayor grado de envejecimiento y de dispersión, como Galicia, Asturias o Castilla y León, pese a que esos factores llevan aparejados un sobrecoste en la prestación de determinados servicios públicos como la sanidad, la asistencia social a mayores y dependientes o transporte escolar y el mantenimiento de los colegios en el rural.

Pago de las entregas a cuenta

La tabla de financiación autonómica publicada por el Ministerio de Hacienda -que este lunes empezó a liquidar las primeros pagos de las entregas a cuentas del 2020- ponen de relieve que la Comunidad Valenciana es, de lejos, la más beneficiada por la prórroga del actual sistema, pues el caudal de fondos que recibe del Estado aumentará un 9,38 %, más de dos puntos por encima de la media.

También salen beneficiadas las dos comunidades autónomas insulares, Baleares y Canarias, con incrementos del 8,91 y 8,20 %, respectivamente, en su financiación, seguidas de cerca por Cataluña, cuya transferencia de fondos estatales también crece en un 8,09 %, muy por encima de la media española.

Los otros territorios que captarán financiación este año por encima de la media española son la Región de Murcia, con un aumento del 7,42 % de los fondos del Estado, mientras que Aragón se sitúa prácticamente en el umbral medio de España, con un recurso del 7,33 % de los recursos que recibirá, solo una décima por encima.

En el polo opuesto se sitúan, por este orden, comunidades como Galicia, Extremadura, Castilla y León, Asturias o Andalucía. Son las más perjudicadas en términos relativos, con un crecimiento del traspaso de fondos por debajo de la media. En el caso de Galicia, la prórroga del sistema le permitirá recibir 452 millones más que el año pasado, un alza del 6,05 %, lo que supone casi punto y medio por debajo de la media española. Canarias, con menos población, va a recibir un cheque adicional similar al gallego, mientras Cataluña obtendrá 1.632 millones más, Valencia, sumará 990 millones a mayores.

El modelo de financiación «justo» que pide Compromís perjudica a Galicia

Ana Balseiro
Compromís tiene un único diputado en el Congreso —igual que el BNG—, pero Joan Baldoví convirtió la reforma de la financiación autonómica en la clave del acuerdo de investidura con los socialistas
Compromís tiene un único diputado en el Congreso —igual que el BNG—, pero Joan Baldoví convirtió la reforma de la financiación autonómica en la clave del acuerdo de investidura con los socialistas

La Xunta defiende el peso de la dispersión y el envejecimiento, y recuerda que la reforma tiene que ser «multilateral»

Que Compromís, en virtud del acuerdo de investidura alcanzado con el PSOE, se haya arrogado liderar la delicada reforma del modelo de financiación autonómica ha levantado ya las primeras ampollas y amenaza con convertirse en un dolor de cabeza para el recién estrenado Ejecutivo, que la tiene entre sus prioridades más inmediatas. Los socialistas pactaron con la coalición valenciana que en un plazo máximo de ocho meses el Gobierno presentará una propuesta para un nuevo sistema de financiación que «garantice» que será «justo» para la Comunidad Valenciana, que lleva años quejándose de que el actual es «especialmente lesivo». Su plan es que en el reparto de fondos pesen factores como la población o los servicios que prestan, por ejemplo, a la bolsa de turistas e inmigrantes que reciben.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Galicia, la comunidad donde menos crecerá la financiación estatal este año