El PP suspende la romería prevista este sábado en O Pino y en la que pretendía reunir a más de 4.500 personas

Feijoo admite que el coronavirus podría afectar a la campaña electoral gallega. Señala que seguirán de cerca lo que suceda en el País Vasco, también en campaña, y que podrían suspenderse algunos actos. Los partidos dicen que seguirán las indicaciones oficiales

Feijoo esta mañana en un almuerzo en Lugo
Feijoo esta mañana en un almuerzo en Lugo

Santiago / La Voz

La expansión del coronavirus podría obligar a modificar la campaña electoral gallega. Así lo ha reconocido este martes el presidente de la Xunta y candidato del PPdeG, Alberto Núñez Feijoo, que ha indicado que podrían llegar a suspenderse algunos actos. «Es evidente que está afectando a la campaña electoral. El comité de campaña valorará qué actos no tienen problema y podemos seguir manteniendo, y qué actos podemos valorar si continúan o no continúan», ha señalado. De momento, y por una cuestión de prudencia, el PP ha decidido suspender la romería que iba a celebrar este sábado en O Pino y en la que esperaban reunir a más de 4.500 personas. Además, los populares anularon otro acto que tenían previsto esta tarde en Boiro con intervención del presidente del partido, que preside en Santiago la reunión de seguimiento de la crisis sanitaria.

El mandatario gallego ha apuntado que se está muy pendiente de lo que sucede en la otra comunidad autónoma con elecciones convocadas para el 5 de abril, el País Vasco, donde la incidencia del coronavirus es mayor que en Galicia, con 197 casos confirmados y seis fallecidos. «En los próximos días veremos cuál es la evolución del País Vasco y cómo puede influirnos aquí», ha dicho. En las decisiones sobre la campaña también influirán las medidas que pueda tomar el Consejo de Ministros para evitar la expansión del virus. Por el momento, en el País Vasco no se barajan medidas drásticas, ni mucho menos el aplazamiento de los comicios autonómicos.

Durante un acto de precampaña en Lugo, el presidente de la Xunta ha reconocido que el Gobierno gallego está «preocupado» por el «impacto potente» que el COVID-19 está teniendo en el conjunto del país. Y aunque ha apuntado que Galicia «está en una situación más benigna que el resto de España», ha admitido la comunidad afronta un problema de salud pública que «no es alarmante, pero es un problema». En este sentido, ha recordado que Galicia es uno de los lugares con menor afectación del virus, pero que eso no significa que en las próximas semanas no pueda haber «repuntes» como los que se han dado en otros territorios «que hace una semana no tenían mayor preocupación y hoy sí están preocupados». Y ha apuntado que habrá una reunión interdepartamental de todas las consellerías para analizar la situación y que la coordinación con el Ministerio de Sanidad es «intensa».

Feijoo ha recordado que ante cualquier sospecha de contagio la recomendación a los ciudadanos es que permanezcan en sus domicilios y se comuniquen con el 061 o el teléfono gratuito 900 400 116. Ha asegurado que se seguirá informando a la población «en tiempo real» y también «incrementando y reforzando las plantillas». Y ha recomendado que los gallegos eviten desplazamientos a las zonas con mayores prevalencia del virus. «Estamos activados, no estamos alarmados pero sí estamos alertados», ha resumido.

Contactos con todos los partidos

El conselleiro de Sanidade Jesús Vázquez Almuíña ya se ha puesto en contacto con responsables de los principales partidos políticos gallegos para informarles sobre la situación del coronavirus en la comunidad. Se ha solicitado tener una persona de referencia en cada una de las formaciones para tratar este tema y en caso de tener que tomar alguna decisión que les ataña.

La crisis sanitaria por el coronavirus tiene en alerta a los partidos políticos gallegos, que empiezan a pensar en planes alternativos ante la posibilidad de que se recomiende la suspensión de los actos de campaña. «Si hay fútbol y conciertos debe haber campaña», reflexionan desde el PPdeG, conscientes de que esa idea debe ser reversible. De momento, en el seno del partido se están haciendo replanteamientos en el aire, y aunque «no hay decisiones, las habrá». 

Seguirán las recomendaciones oficiales, una línea de actuación responsable «e sen alarmismo» que también va a practicar el PSdeG, según el candidato Gonzalo Caballero, quien garantiza el acatamiento de cualquier directriz que recomiende un cambiar los actos de precampaña y campaña, llegado el caso. Por su parte, Ana Pontón (BNG) se ha remitido también a las indicaciones de las «autoridades competentes e non avanzar acontecementos», pero consideró «urxente» que el Gobierno gallego explique en el Parlamento las actuaciones y protocolos con carácter general: «O mellor contra o alarmismo é a información transparente e solvente». 

Galicia en Común cree que «o primeiro é a saúde pública» y la contención de la enfermedad, pero distingue los efectos que las medidas puedan tener en otra actividades públicas y en una campaña electoral. «Hai que garantizar o dereito á información das distintas opcións, que é o sentido que ten unha campaña». Desde la formación dan «todo o apoio» a las decisiones políticas «con criterios técnicos» que se tomen en adelante. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

El PP suspende la romería prevista este sábado en O Pino y en la que pretendía reunir a más de 4.500 personas