Podemos y las mareas evitan coincidir en la precampaña

Ferreiro reaparece tras quedar fuera de las listas a la Xunta


La voz

Las mareas gallegas inauguraron ayer la precampaña de las elecciones autonómicas en la coruñesa plaza del Humor, donde está la sede de la Marea Atlántica, uno de los cinco partidos (junto a Podemos, Esquerda Unida, Anova y Compostela Aberta) que concurren en coalición a los comicios.

El cabeza de lista de la alianza pentapartita es Antón Gómez-Reino, líder de Podemos que, de viaje en Argentina, no pudo acudir. Así, los principales protagonistas del encuentro, titulado «Municipalismo ante as eleccións do 5A», fueron los exalcaldes de Santiago y A Coruña, Martiño Noriega y Xulio Ferreiro. El primero concurrirá en las autonómicas como número tres por A Coruña, el segundo reapareció tras conocerse que quedaba fuera de la candidatura.

Tras perder la alcaldía, Ferreiro ha hecho frecuentes reapariciones en la vida política gallega, a través de conferencias y entrevistas. En octubre, tras acudir como público a un pleno municipal en A Coruña, no se descartó como candidato a la presidencia gallega que «aínda me queda moita vida para moitas cousas e non sei o que deparará o futuro».

Ayer, preguntado al respecto, bromeó con que se está «máis tranquilo» sin ser candidato, e insistió en que «xa dixen hai moitas semanas ou moitos meses que me vía noutro papel nestas elecións, no papel de empurrar e axudar a outros compañeiros».

La ausencia de Gómez-Reino en la plaza del Humor era previsible. Podemos y sus aliados gallegos no tienen previstos actos conjuntos durante la precampaña. Hace ahora una semana se celebró la presentación del líder de Podemos como candidato a la Xunta. Asistieron Pablo Iglesias y la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, pero no figuras señaladas de Anova o las mareas.

Esa precampaña por separado tiene sus raíces en A Coruña en la decisión de la Marea Atlántica de no apoyar a Podemos en las dos elecciones generales celebradas el año pasado. El propio Ferreiro, pese a que el respaldo de Pablo Iglesias fue fundamental para que llegase a la alcaldía en el 2015, no acudió a los actos de la formación morada y rechazó hacer público a qué partido iba votar. La Marea, en una decisión que provocó malestar interno, prohibió a sus cargos electos ir a actos de campaña. Un veto que fue ignorado por los concejales más próximos a Podemos.

La decisión de Ferreiro y la Marea de negar su respaldo al partido de Iglesias afectó de lleno a Gómez-Reino, que era candidato por A Coruña, y provocó una brecha entre ambos partidos.

Noriega insistió en presentar la «diversidad» de la coalición pentapartita como una ventaja. Explicó que actúa a «moitos niveis, dende unha perspectiva soberanista, dende a esquerda federal e dende o municipalismo», y esas «potencialidades» son «o que os representantes de dereita temen». Noriega llamó además a las otras dos fuerzas de izquierda, PSOE y BNG, a «cooperar e non competir entre nós», y advirtió a Feijoo que son una «mala noticia» para él, ya que los tres partidos no padecerán fugas de votos mientras el PP sí puede sufrirlas hacia Vox o Ciudadanos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Podemos y las mareas evitan coincidir en la precampaña