Helena Pemán: «Xa non me preguntan polo tempo»

Logo de máis dunha década entre nubes, claros e marusías, a compostelá xa non se preocupa da predición meteorolóxica. Reciclouse profesionalmente e agora goza dando clases de inglés a rapaces

Helena gusta das paisaxes de Pereiro de Aguiar, como esta do embalse de Cachamuíña
Helena gusta das paisaxes de Pereiro de Aguiar, como esta do embalse de Cachamuíña

O apelido de Helena Pemán (Santiago, 1968) está irremediablemente ligado á historia da predición meteorolóxica en Galicia. O seu pai, Santiago Pemán, é probablemente o home do tempo máis famoso da comunidade e, en boa medida, o culpable de que ela acabase contando aos galegos se ía chover ou facer sol durante máis dunha década. «Estudei Xeografía e Historia. Especialiceime en Historia Antiga, pero cando acabei a tesina había moito paro. Meu pai enterouse de que había un cásting para buscar presentadora do tempo na TVE en Galicia, presenteime e colléronme. Aí empezou todo», lembra. 

Para seguir leyendo, suscríbete a La Voz de Galicia


Estar bien informado nunca fue tan necesario


Más de trescientos periodistas, corresponsales y analistas trabajan en La Voz todos los días para personas como tú, que buscan información contrastada, reportajes y artículos de opinión sobre Galicia, España y el mundo.

SUSCRIPCIÓN WEB+APP
  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Réplica digital en PDF del periódico impreso
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso el fin de semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso toda la semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia

Helena Pemán: «Xa non me preguntan polo tempo»