Ábalos busca cómo evitar subir los peajes en la AP-9 para pagar a Audasa por reformar sus túneles

Transportes pide a la Xunta lealtad para pagar tramos del vial

Túnel de O sartego, en la Ap-9
Túnel de O sartego, en la Ap-9

vigo / la voz

Los usuarios de la AP-9 no están libres de tener que afrontar una nueva subida de peajes extraordinaria a cuenta de los 28 millones de euros que la concesionaria Audasa ha anunciado que reclamará para mejorar las condiciones de seguridad de los túneles de la principal autopista gallega. Sin embargo, el Ministerio de Transportes, que dirige José Luis Ábalos, aseguró ayer a La Voz que tratará de evitar incrementos de tarifas para los conductores a cuenta de la actualización de los pasos subterráneos del vial de pago.

«Se está estudiando la fórmula para que no tenga repercusión alguna en los usuarios», señaló un portavoz ministerial, que incidió en que son varias las concesiones de autopistas de la red del Estado que aún tienen que adaptar sus túneles a la normativa de seguridad puesta en marcha en el 2006, por lo que la solución sobre ese gasto será común a todas las autopistas afectadas.

Audasa comunicó esta semana a sus accionistas e inversores que en breve negociaría con la Administración del Estado un convenio que recoja cómo se compensará a la empresa de la inversión que tendrá que llevar a cabo para mejorar las condiciones de los siete túneles de la AP-9.

311 millones por ampliaciones

La concesionaria eleva además a 311,4 millones de euros la factura que demanda por las obras de ampliación de la autopista en Rande y en Santiago, y la compensación por los peajes que deja de cobrar en el eje Vigo-Pontevedra, gratis en el viaje de vuelta en el mismo día desde el 2013. Esa cuantía le será reembolsada por los clientes de la autopistas con subidas de peaje extra hasta el año 2038. A mayores, Audasa recibirá otros 11,4 millones de euros (cifra a actualizar desde diciembre del 2019) a cuenta de la sentencia del Supremo de esta semana que declara irregular la reducción a la mitad del importe que le abona el ministerio a cambio de no cobrar a los usuarios en los tramos de Vigo-O Morrazo y A Coruña-A Barcala.

Aviso a la Xunta

Dicho fallo judicial está siendo analizado por el Ministerio de Transportes, instancia que tendrá que hacer frente al pago. Pero el departamento de Ábalos estima que «la Xunta no se puede desentender de sus compromisos y deseamos que actúen con responsabilidad y lealtad», advierte a través de las mismas fuentes.

La Administración gallega había sido liberada del pago del llamado peaje en sombra en Rande y A Barcala en julio del 2017, cuando el entonces ministro popular Íñigo de la Serna asumió que el Gobierno central pagase a Audasa en solitario por los coches que transitan por ambos puntos, pero reduciendo a la mitad la factura que desde el 2006 afrontaban al 50 % las dos administraciones. La concesionaria pasó de cobrar por dicho concepto 14 millones a únicamente 7.

La Xunta, sin embargo, adelanta que no se siente concernida por el fallo del Tribunal Supremo. «La sentencia se pronuncia sobre una demanda formulada por Audasa contra el Estado, que es el único condenado a pagar la indemnización al concesionario», se apunta desde la Consellería de Infraestruturas. Aunque el fallo judicial deja la puerta abierta al ministerio para que reclame a la Xunta si lo estima conveniente, el Gobierno gallego subraya que dejó de participar en la financiación de la bonificación hace tres años, y que además el Supremo ordena volver a la fórmula de pago del 2006, pero no restablece que tengan que ser las dos administraciones quienes lo afronten.

La Consellería de Infraestruturas estima que lo que el Gobierno central tiene que evitar es repercutir en los usuarios las cantidades adeudadas y el importe que volverá a cobrar Audasa. «El precio de la autopista no puede subir más y tiene que bajar además para los usuarios frecuentes», argumenta la Xunta.

Audasa advierte que exigirá 28 millones más para mejorar los túneles de la AP-9

carlos punzón
Imagen del túnel de O Sartego, en la AP-9 en Fene
Imagen del túnel de O Sartego, en la AP-9 en Fene

La concesionaria reclamará el gasto al ministerio, lo que repercutirá en las arcas públicas o en otra subida de peajes

Los usuarios de la AP-9 tienen ante sí un nuevo riesgo de sufrir otra subida extraordinaria de peajes en la autopista gallega. Audasa, gestora del principal vial de Galicia, acaba de anunciar a sus accionistas e inversores que «en un futuro próximo» es posible que formalice un «nuevo convenio» con el Ministerio de Transportes que establezca de qué manera le serán devueltos los 28 millones de euros que estima gastará en mejorar las condiciones de seguridad de los túneles con los que cuenta la autopista.

En un folleto emitido por Audasa para dar cuenta de una nueva emisión de obligaciones por valor de 100 millones de euros, la concesionaria advierte que ese gasto tendrá que serle restituido al ir a producirse en cumplimiento de la normativa adoptada por el Gobierno en el 2006 para garantizar unos umbrales mínimos de seguridad a los conductores y acompañantes en los tramos de la autopista bajo tierra. «Conforme a lo recogido en su contrato concesional, la concesionaria habrá de recibir la compensación oportuna mediante los medios legales contemplados al efecto, al objeto de restablecer su equilibrio económico-financiero», señala la empresa a sus inversores. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Ábalos busca cómo evitar subir los peajes en la AP-9 para pagar a Audasa por reformar sus túneles