Conmoción en Mazaricos por el asesinato de Manuela Sanandrés

El matrimonio visitaba todos los años el concello coruñés

Minuto de silencio ante el Concello de Mazaricos
Minuto de silencio ante el Concello de Mazaricos

mazaricos / la voz

Pocos podían creerse en la parroquia mazaricana de Alborés el asesinato de Manuela Sanandrés, y mucho menos que este fuese cometido, presuntamente, por su marido, Benjamín Serrano. Sucedió el miércoles en Fuenlabrada. El hombre le propinó dos puñaladas que resultaron mortales, y luego se autolesionó. «Resulta incrible o que pasou. Sempre estaban xuntos, todos os días se vían paseando pola mañá e pola noite. Parecían una parella alegre e el era especialmente educado e correcto», comenta Juan José, vecino de la casa familiar que el matrimonio visitaba todos los años. «Viaxaban mínimo dúas veces ao ano e botaban aquí un mes ou dous. O home viña moito polo bar e era unha persoa encantadora. Custa entender o que lles puido pasar», sentencia.

Manola do Roxo, como se la conoce en el municipio, era la de segunda de cinco hermanos: cuatro mujeres -tres de ellas también residen en Madrid y la otra en la aldea mazaricana de Xunqueira- y un varón que vive en la casa familiar, y que ayer mismo se desplazó hasta Fuenlabrada.

Aunque el velatorio de la difunta se realizará en el municipio madrileño, en el que vivió durante las últimas cuatro décadas, está previsto que el entierro tenga lugar en el panteón que la familia tiene en el cementerio de San Mamede de Alborés. Ayer todavía se desconocía el día del traslado del cadáver hasta Galicia.

Concentración

Trabajadores municipales y vecinos del ayuntamiento de Mazaricos realizaron este jueves una concentración frente al consistorio. Además de guardar un minuto de silencio, se desplegó una pancarta en contra de la violencia contra las mujeres.

Teléfono 016

Las llamadas a este teléfono son gratuitas y no quedan registradas en la factura 

La mujer gallega asesinada por su marido en Madrid, víctima 1.046 de violencia machista

Imagen del domicilio donde vivían desde hace cuarenta años Manuela y Benjamín, su asesino
Imagen del domicilio donde vivían desde hace cuarenta años Manuela y Benjamín, su asesino

El agresor le asestó dos cuchilladas en abdomen y tórax, y después se hirió a sí mismo, aunque ha sobrevivido y está hospitalizado

Manuela San Andrés, natural de Alborés (Mazaricos) y residente en Fuenlabrada (Madrid) desde hace más de cuarenta años, es la víctima número 1.046 de violencia machista en España desde que hay registros, en el 2003. La mujer fue asesinada por su marido, Benjamín Serrano, un profesor jubilado, que se autoinfligió heridas, aunque él sí sobrevivió al ataque.

«Era muy machista. Cuando era presidente de la comunidad, no quería hablar con mujeres»

La mujer no había presentado ninguna denuncia contra su marido, una situación habitual entre las parejas mayores, donde en muchas ocasiones las mujeres ni siquiera se reconocen como víctimas de violencia machista. Según recogió la agencia Efe, en su entorno vecinal no había evidencias del maltrato, aunque una residente en el edificio sí reconocía que «era muy machista. Cuando era presidente de la comunidad, no quería hablar con mujeres», explicó la joven.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Conmoción en Mazaricos por el asesinato de Manuela Sanandrés