El consello das mareas se reúne tras la marcha de Villares para decidir si En Marea concurre a las elecciones


La marcha de Luís Villares, que el miércoles anunció que no se presentaba a las elecciones de En Marea y que abandonaba la política, dejó huérfano al partido, cuya dirección se reunirá este viernes para decidir su futuro. Lo hará unas horas antes de que cierre el plazo para presentar coaliciones, porque En Marea no renunciará, hasta el último momento, a formar parte de un pacto de fuerzas de izquierda gallegas. Como no es de esperar que ningún partido le haga a última hora una oferta de ese tipo, la coordinadora deberá decidir también si mantienen su intención de presentarse a las autonómicas abriendo un proceso de primarias o si renuncian a la carrera electoral.

Villares se despidió de los inscritos de En Marea con una carta en la que repite los argumentos por los que decidió tirar la toalla, lamentando no haber podido cumplir con los compromisos adquiridos en el 2016, reprochando a las cúpulas de los partidos sus posiciones de parte y reclamando otra forma de hacer política en Galicia. «Os partidos impulsores da marea viron enseguida en xente coma vós ou coma min un corpo estraño, uns intrusos alleos ás dinámicas dos partidos, que se preocupaban máis da xente que da organización, máis dos de fóra que dos da casa, máis das ideas que das comenencias. Os partidos non soportaron que algúns fixésemos política dende a inocencia e dende a ética», apunta Villares.

En las últimas horas se sucedieron en las redes sociales las muestras de cariño de quienes compartieron con él los últimos cuatro años, como Pancho Casal, Ana Seijas, Iván Olmos o Mariló Candedo. Pero también Ana Miranda, Xavier Vence o Alba Nogueira.

Luís Villares se va y arremete contra las cúpulas de Anova, Podemos y EU

Susana Luaña

El futuro de la formación está en el aire y la coordinadora decidirá si se abre el proceso para elegir candidato

Luís Villares deja la política «apenado e desencantado» por no haber podido cumplir con los compromisos adquiridos con la ciudadanía cuando hace cuatro años aceptó encabezar la candidatura de En Marea en las elecciones autonómicas. Anova, Podemos y EU, que no tenían candidato, le pidieron que diera «un paso adiante», pero después no le dejaron hacer. Por eso ayer, en su despedida, arremetió contra la cúpula de los partidos que dicen trabajar «para a xente» cuando, según el magistrado en excedencia, en realidad anteponen los intereses partiditas a las necesidades de la ciudadanía.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El consello das mareas se reúne tras la marcha de Villares para decidir si En Marea concurre a las elecciones