Solidarios y con las ideas claras, así son los números uno del FIR y el EIR

Daniel Gómez optará por farmacia hospitalaria y Pablo Nogueira por enfermería familiar y comunitaria

Pablo Nogueira González
Pablo Nogueira González

Santiago

A Daniel Gómez, que está trabajando como cooperante en un hospital en el norte de Uganda, comenzaron a llegarle felicitaciones antes de saber que era el número uno de España en el examen FIR, el mir de los farmacéuticos. «Con el cambio de hora y el trabajo no estaba muy atento, así que me cogió por sorpresa», dice este vigués de 24 años. Su nota es el resultado de un año duro, «muy intenso, quizás incluso excesivo». Y es que ser el mejor en este examen tan exigente cuesta «aunque valió la pena».

Estudió Farmacia en la Universidade de Santiago pensando en un futuro investigador, pero se decantó por la clínica en cuanto la conoció, «sobre todo desde que estuve en el hospital de Santiago. Me marcó, me gusta la farmacia clínica y los pacientes». Tiene clara por tanto la especialidad que va a elegir pero aún no el lugar, «cuando regrese de Uganda visitaré hospitales del norte, de Madrid o de Valencia, ya que barajo muchos factores a la hora de elegir».

Lo que no abandonará este joven será la cooperación. El año pasado, tras acabar la carrera, estuvo seis meses en Camerún con su novia, que estudió Medicina, y este año, tras hacer cada uno su examen de residentes, se fueron a Uganda, «quizás no vamos a poder dedicarle tanto tiempo, pero una vez al año trataremos de ir».

Daniel Gómez Costas
Daniel Gómez Costas

Daniel quiere poner en valor el papel del farmacéutico hospitalario. Aunque España está avanzada dentro de Europa, todavía hay modelos más coordinados, como son los de Estados Unidos y Canadá. «Somos un eslabón muy importante en la cadena de un sistema de salud, se detectan errores de medicación, se coopera, al menos el servicio de Santiago está muy implicado», dice.

A Pablo Nogueira las felicitaciones sí lo pillaron en Galicia, en Silleda, su localidad. Es la tercera vez que se presenta al examen interno residente de Enfermería, el EIR. Las dos primeras lo preparó por su cuenta, y en esta fue a una academia y logró el primer puesto. Desde luego no contaba con ser el mejor, «estoy contento porque saqué la plaza, ¿ser el número 1? Es un añadido bonito». A sus 26 años elegirá la especialidad de enfermería familiar y comunitaria y se quedará en Galicia. Lo que no sabe es en qué hospital. Uno de los motivos por los que elige esta rama es por el trato con el paciente y la cercanía con la gente, un motivo por el que también se decantó por esta carrera cuando dudaba entre Enfermería y Fisioterapia.

Pablo pasó de tener unas notas «bajitas» en bachillerato, que le hicieron estudiar un ciclo de formación profesional antes de pasar a la carrera, a lograr la mejor nota en el EIR. Fue un examen difícil, admite, «siempre lo es, y creo que con diferencia este y el anterior fueron los más difíciles de los últimos años». Y en ningún momento pensó que estaría entre los primeros, «este examen no le sale bien ni al primero, yo salí con muchas dudas, no me veía confiado».

Los otros del ránking

Daniel y Pablo se situaron en lo alto de sus respectivos exámenes, pero otros gallegos también consiguieron colocarse entre los diez primeros. En el caso del mir este año no hubo suerte y no aparece ningún alumno de la Facultad de Medicina de Santiago, pero sí en otras especialidades. En Enfermería, sin ir más lejos, el número dos también es gallego, Antonio Sobral Arosa, de la Universidade de A Coruña. En el FIR, además de Daniel, otro estudiante de la USC, Francisco Cajade Pascual, sacó la octava mejor nota. En el examen que hacen los químicos, el QIR, Ángel Camilo López Regueiro, de la USC, obtuvo el segundo puesto, y en el PIR, Marta Yañéz Vicente; también de esta universidad, quedó décima.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Solidarios y con las ideas claras, así son los números uno del FIR y el EIR