«Somos amigas y premio extraordinario»

Cuarenta alumnos gallegos, galardonados por su brillante expediente en bachillerato y formación profesional de grado superior

El hermano pequeño de un premiado, recogiendo el diploma
El hermano pequeño de un premiado, recogiendo el diploma

Santiago

Son cuarenta, la mayoría mujeres, y los mejores expedientes de bachillerato y grado superior de formación profesional. La Consellería de Educación reconoció el esfuerzo de estos jóvenes que ya están inmersos en nuevas aventuras educativas. Para obtener este premio debían contar con una nota media igual a superior a 8,75 en el bachillerato, y superar una prueba específica; o en el caso de los ciclos superiores una calificación igual o mayor a 8,5.

Zoe Ling Cendón habló en nombre de los premiados
Zoe Ling Cendón habló en nombre de los premiados

Zoe Ling Cendón Ferreiro fue la encargada de hablar en nombre de sus compañeros premiados. Viguesa, estudió en el IES Santa Irene y ahora mismo curso primero de Traducción e Interpretación en la misma ciudad. Y sí, como todos los estudiantes con expediente brillante, ella también escuchó los comentarios de, «¿por qué no elegiste ciencias con esas notas?». En su caso lo tiene claro, se le da bien estudiar y sobre todo las letras. En su discurso destacó el esfuerzo de todos, ya que aunque hay personas que tienen más facilidad que otras para aprender, «supongo que nos cuesta como a todo el mundo».

Del Santa Irene de Vigo fue también alumna Ana Vera Montoto, «somos amigas y premio extraordinario», dice esta joven de 18 años que estudia Física en Santiago. Siempre tuvo claro que elegiría ciencias porque a la literatura y a la historia «les tengo algo de manía, tengo buena memoria y soy capaz de sacar buena nota en el examen, pero luego me olvido enseguida». La ciencia le encanta. Pero los resultados, aclara, no se obtienen gratis, «hay que dedicarle horas y creo que me he esforzado bastante». Aún así, «hay personas que se esfuerzan muchísimo e igual no sacan tan buenas notas». En Física no le va mal. Cinco asignaturas en el primer cuatrimestre y cuatro matrículas de honor. La carrera le encanta, e incluso se llevó una sorpresa positiva, porque a pesar de ser una titulación bastante masculinizada hay un porcentaje de chicas considerable. Quiere dedicarse a la investigación, y aunque le gusta Galicia «y me da un poco de miedo irme, también me gustaría probar fuera».

Iván Lado
Iván Lado

Iván Lado Canosa es otro de los veinte mejores bachilleres de Galicia del curso 2018-2019. Cursa el doble grado de Ingeniería Informática y Matemáticas en Santiago. Alumno del IES Eduardo Blanco Amor de Culleredo, tiene claro su futuro, «me gustaría dedicarme a la conducción autónoma». Quizás, reflexiona, el esfuerzo no es lo que más se valora en la sociedad «hay gente que no entiende por qué estudias tanto, no entiende que te gusta lo que estudias, es importante disfrutar aprendiendo», cuenta. 

Ana Vera Montoto y Lara Villán
Ana Vera Montoto y Lara Villán

Si el imaginario popular asocia expedientes brillantes a carreras científicas, con Lara Villán Janeiro no han acertado. Estudia Magisterio en Santiago, «es lo que me gusta y es lo que quiero». Estudió en el IES de Cacheiras, en Teo, y coincide con sus compañeros en que en los buenos resultados influye «el esfuerzo y un poco de suerte por tener buena memoria, supongo que funciona la mezcla de las dos cosas». Lara se quita mérito. Las notas son importantes «pero a veces no siempre reflejan todo el esfuerzo académico». 

Los premiados de bachillerato recibirán mil euros y un diploma; y los de FP 850 euros, un diploma y el derecho a participar en los premios nacionales de formación profesional. Ana María Gómez, directora del IES Xesús Ferro Couselo de Ourense, habló en representación de los docentes. Reconoció tener «a mellor profesión do mundo», y les dio un par de consejos a los alumnos, «a vida é suficientemente longa como para equivocarvos, e suficientemente curta como para que loitedes cada día polo que queredes». También la conselleira de Educación, Carmen Pomar, animó a los jóvenes a aprender a tomar decisiones, a ser resilientes y, llegado el caso, «a reinventarvos». «Fronte a cultura do éxito doado -concluyó- temos que consolidar a cultura do esforzo».     

  

  

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
0 votos
Comentarios

«Somos amigas y premio extraordinario»