El día que Galicia perdió Vigo

Una revista promocional de Renfe descoloca las principales ciudades gallegas, desplazando la ciudad olívica a Portugal y llevando a Ourense justo a la frontera


redacción / la voz

El geógrafo de la revista Club, de la empresa Renfe, tuvo un mal día. Y el encargado de revisar la publicación, también. El resultado es que la revista promocional de la empresa pública, en un mapa que refleja las principales rutas ferroviarias en España modificó casi por completo el mapa de Galicia. Y no es un cuestión de matiz, no, porque Vigo, la ciudad más poblada de Galicia, acabó más allá de la frontera, en pleno territorio portugués. Ourense permanece en Galicia de milagro, ya que el mapa la ubica donde más o menos estaría Verín. Y así sucesivamente.

Pese a tratarse de una publicación promocional y de distribución limitada, el disparate geográfico no ha tardado en saltar a las redes sociales, especialmente a Twitter, donde varios usuarios han aprovechado para expresarse entre el humor y el sarcasmo: «¿Quién os hace los mapas? Habéis puesto A Coruña en Arzúa, Ferrol cerca de Lugo, Lugo en Becerreá, Ourense por Verín, Vigo en Portugal...», expresa un tuitero. Como descarga conviene decir que el terremoto territorial no afecta solo a Galicia. Oviedo está fuera de Asturias y Gijón alejado de la costa. Igual que Cádiz u Oporto, que se han convertido en ciudades de interior. El cachondeo de los usuarios está servido. 

Más allá de la sorpresa de ver a Ferrol cerca de donde estaba Lugo y a la ciudad amurallada en plenos Ancares, el mapa contiene una verdad inmutable: las líneas oscuras que trazan los itinerarios cubiertos ya con la alta velocidad vertebran prácticamente toda España excepto la cornisa cantábrica y, por supuesto, Galicia. En eso el encargado de los mapas de Renfe no se equivocó. 

Trenes a 300 por hora rumbo a Galicia

pablo gonzález
El tren laboratorio Séneca, en el recorrido de alta velocidad entre Olmedo (Valladolid) y Zamora, en las proximidades de Toro
El tren laboratorio Séneca, en el recorrido de alta velocidad entre Olmedo (Valladolid) y Zamora, en las proximidades de Toro

El convoy en pruebas Séneca alcanza una velocidad que todavía es inédita en la red de altas prestaciones gallega y en los tramos que ya están abiertos desde Madrid

El tren laboratorio Séneca, propiedad del ADIF, alcanzó hace unos días los 300 kilómetros por hora durante los recorridos en pruebas en el tramo de 110 kilómetros entre Zamora y Pedralba de la Pradería, que previsiblemente será puesto en servicio esta primavera con un ahorro de 50 minutos en los viajes a Madrid. El Séneca acometía los trabajos de auscultación de vía, tras las modificaciones realizadas una vez analizados los datos de los primeros ensayos, que llevó a cabo otro tren auscultador del ADIF, el BT 0-2. Este registro se alcanzó por primera vez en los test de fiabilidad con escalones de velocidad efectuados entre los días 10 y 12 de enero, según confirman fuentes del ADIF.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

El día que Galicia perdió Vigo