El PP plantea las autonómicas como una batalla de «todos contra Feijoo»

El presidente renueva su «compromiso con Galicia» y dice que se partirá «a cara» ante las elecciones del 5 de abril, y censura que la oposición solo tenga por objetivo «derrotar a Feijoo»

;
Alberto Núñez Feijóo anuncia su candidatura para aspirar a un cuarto mandato en la Xunta «No me presento para liderar ningún bloque de partidos para ir contra quien gane las elecciones».

Santiago / la voz

«Se o meu partido está disposto, eu quero ser o candidato á Xunta de Galicia. Si los gallegos quieren, seré el presidente de todos sin excepción». Era la frase esperada, la que todos iban a entender en la sala y también los que seguían su mensaje por televisión. Era la que estaba marcada en negrita en la mitad de un discurso que volvió a contar con paradinhas de emoción e interrupciones por los aplausos de un público entregado. Fue la sentencia que acabó con el chascarrillo entre los cargos y militantes del PPdeG que abarrotaron el AC Palacio del Carmen, el hotel talismán para trasladar decisiones complejas. «¿Te imaginas que dice que no va?», comentaban en un corro mientras esperaban al presidente. No, nadie se lo imaginaba.

De todas las pausas que hizo, la más tensa llegó en el momento de referirse a su decisión de junio del 2018, cuando con la moción de censura se abrieron «outras posibilidades, outras metas. Por compromiso e por coherencia... dixen Galicia, e hoxe, no 2020 volvo dicir Galicia».

El mensaje que elaboró el presidente popular y candidato a la espera de la confirmación oficial del comité electoral carecía ya a esas alturas de las habituales llamadas a la moderación o la centralidad para adentrarse en el terreno de los sentimientos salpicados con brochazos de realidad y «responsabilidade na xestión». Como todos eran creyentes de la causa pudo pasar rápido por cuestiones como el empleo, la educación, la sanidad pública, el turismo o la innovación, aspectos que el presidente ve objetivamente mejorados respecto al 2009, cuando él llegó. Una década larga en la que tuvo que transitar por dos graves crisis, una económica y otra institucional que todavía da coletazos con unas formas de hacer política que le generan rechazo. Sin embargo, lejos de desanimarlo, sostuvo que esas «estridencias» se han convertido en un acicate para tener «ilusión, ganas e forza para ser de novo candidato, con máis enerxía que nunca».

También tenía cargas contra los adversarios, a los que acusó de plantear las elecciones como una lucha de bloques con el único objetivo de derrotar «a Feijoo». Al contrario, cree que su victoria será «a de Galicia» y la de los que prefieren «unha gran maioría de unidade e entendemento para seguir avanzando xuntos como nos anos da crise», recordó.

Hacia el final de su intervención, volvió a tirar de sentimientos y desveló que si no sintiese el «afecto» de la familia popular hubiera tomado una decisión muy distinta, y las caras de los asistentes, probablemente, hubieran sido otras. Todos esperaban que en algún momento repitiese su mantra, «Galicia, Galicia, Galicia», pero esta vez tuvo un final distinto: «E outra vez Galicia», proclamó, en evidente referencia al cuarto intento por revalidar el poder en la Xunta.

«Qué rápido arreglamos»

El fetichismo de Feijoo con el hotel de las grandes decisiones tiene un inconveniente, y bien terrenal. En el exterior hay poco aparcamiento y la grúa no tiene piedad, lo que obligó a muchos de los presentes a marcharse con premura para evitar las multas. A pesar de tener chófer, de los primeros en salir fue un Manuel Baltar entregado a la forma que tiene su partido de hacer las cosas: «Ya tenemos candidato, mira qué rápido arreglamos».

Mientras, el líder aprovechó el primer mediodía de precampaña para comer con miembros de su Gobierno, porque quiere mantener la tensión en la Xunta sin que afecten otras cuestiones siempre delicadas como la elaboración de las listas, en las que probablemente volverán a figurar en los primeros puestos miembros destacados del actual Ejecutivo, a modo de referendo público por su labor.

Jácome votará al candidato del PPdeG para tener un «Gobierno amigo»

El alcalde de Ourense votará al PP en las próximas elecciones autonómicas. Así lo declaró al ser preguntado sobre la oferta de Baltar relativa a integrar a posibles candidatos de Democracia Ourensana en la lista que el PP presentará a la cita del próximo día 5 de abril.

Gonzalo Pérez Jácome señaló que «como partido, como Democracia Ourensana, no me veo pidiendo el voto para nadie porque no sería correcto hacerlo. Nosotros no nos presentaremos, como hicimos en el 2016, porque no vemos que exista una posibilidad de revalidar el número de votos obtenidos y porque en estos momentos estamos centrados en el gobierno de Ourense. Aunque DO no pida el voto para nadie sí que puedo decir que yo votaré a Alberto Núñez Feijoo. Nosotros gobernamos con el PP en la ciudad y prefiero que siga habiendo un gobierno amigo en Galicia porque existe sintonía, nos apoyan y estamos consiguiendo cosas para Ourense».

Cs, no a la integración

La portavoz de Ciudadanos Galicia, Beatriz Pino, asegura que el partido «no se plantea» no presentarse a las elecciones autonómicas del próximo 5 de abril en caso de no prosperar la «fórmula ganadora y transversal» de Mejor Unidos, que pretende aglutinar «todo el voto constitucionalista» en una única plataforma. En declaraciones a Europa Press, Pino reiteró su rechazo a una «integración» de cargos del partido naranja en las candidaturas populares.

En este contexto, Ciudadanos ya envió este lunes una carta a PP, PSOE y UPyD con la propuesta de concurrir conjuntamente bajo la marca Mejor Unidos, una fórmula que ven «ganadora y movilizadora de todo el voto constitucionalista» frente a la «amenaza» del nacionalismo y del populismo.

En el caso gallego, la portavoz de la formación naranja quiere lanzar un «mensaje claro» al presidente de la Xunta y ya candidato a revalidar mandato por el PP, Núñez Feijoo, para que «se dé cuenta del momento en el que está», ya que algunas encuestas electorales reflejan que podría quedarse «a un escaño de perder la mayoría absoluta» y de que gobiernen el PSdeG, el BNG y la izquierda rupturista. 

Así llegan los partidos al 5A

J. Capeáns / D. Sampedro
Alberto Núñez Feijoo (PPdeG), Gonzalo Caballero (PSdeG, , Ana Pontón (BNG) y Luís Villares (En Marea)
Alberto Núñez Feijoo (PPdeG), Gonzalo Caballero (PSdeG, , Ana Pontón (BNG) y Luís Villares (En Marea)

Solo PSOE y BNG han elegido ya a sus cabezas de cartel y el PP oficializaba a Feijoo este martes. Las mareas tienen aún todo por decidir

Tras semanas en las que todos los partidos de la oposición reclamaron a Feijoo que desvelase la fecha electoral, el presidente de la Xunta terminó por confirmar este lunes el adelanto electoral.  La convocatoria llegó con solo dos partidos con cabeza de cartel oficializado: el PSdeG-PSOE y el BNG con Gonzalo Caballero y Ana Pontón. El PPdeG reunía esta mañana a su dirección y en ella Feijoo confirmaba que será el candidato de su partido por cuarta ocasión. Una incógnita menos. 

Así arrancan los partidos la ya lanzada precampaña:

Feijoo lanza primero el calendario, y luego lanza su candidatura

El PPdeG de la era Feijoo ponía este lunes a tope su maquinaria electoral sin haber definido su cabeza de cartel. Algo inédito. El adelanto de Urkullu alteró los planes iniciales que estaban en la cabeza del presidente. La reflexión sobre la idoneidad de anticipo de los comicios se abrió con el inicio del curso político, en septiembre, pero no fue hasta Navidad cuando empezaron a deslizarse posicionamientos en el entorno del líder gallego a favor de acelerar la fecha. Esas opiniones se preocupaban más de la hipotética consolidación del Gobierno de coalición en España que de otras coyunturas internas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

El PP plantea las autonómicas como una batalla de «todos contra Feijoo»