La Xunta reclama una comisión bilateral para seguir la fase final de las obras del AVE

Pablo González
pablo gonzález REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Obras de adaptación a la alta velocidad del trazado ferroviario urbano de Ourense
Obras de adaptación a la alta velocidad del trazado ferroviario urbano de Ourense MIGUEL VILLAR

Ethel Vázquez pide al Ministerio de Transportes que la primera reunión sea este mismo mes

04 feb 2020 . Actualizado a las 18:44 h.

Después de la visita del ministro de Transportes, José Luis Ábalos, en la que hizo una referencia vaga a que el AVE estaría terminado en algún momento del 2021, la conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, no se da por vencida en su afán por conocer cuál es el retraso real de las obras del AVE. Por eso ha remitido una carta al secretario de Estado de Transportes, Pedro Saura, en la que le reclama la creación de una comisión de seguimiento de la fase final de las obras del AVE, a las que les quedarían algo más de un año sin contar con el preceptivo período de pruebas.

Se trataría de una estructura similar a la que se creó -con Rajoy aún en la Moncloa- para realizar el seguimiento a toda la problemática relacionada con la AP-9, una forma de implicar a la Xunta en una infraestructura en la que, por el momento, carece de competencias. En la misma carta, la conselleira reclama una reunión de la comisión de la autopista para analizar la propuesta de la Xunta para poner freno a las subidas de los peajes. En esta misma misiva se define como «incompleto e inconcreto» el acuerdo de investidura negociado con el BNG y sus referencias a esta autopista.

Sobre el AVE, Ethel Vázquez recuerda que se trata de un proyecto «que trasciende de ideologías y siglas: es un objetivo de país». El estilo de la carta es bastante más amable que las declaraciones que realizaron en las últimas semanas distintos responsables del Gobierno autónomo. La jefa de la política de movilidad de la Xunta admite que este proyecto «es una tarea extraordinariamente compleja», con muchas «dificultades técnicas».

«Reconocemos por ello el hercúleo esfuerzo de todos los que han participado y participan en la ejecución de estas obras y, en especial, de la presidenta del ADIF [la gallega Isabel Pardo de Vera], que desde sus distintos cargos en ese organismo impulsó con determinación el AVE gallego en los últimos años», asegura Ethel Vázquez sobre su colega Pardo de Vera -ambas son ingenieras de Caminos-, con la que en los últimos tiempos ha tenido una relación tirante, especialmente cuando Feijoo empezó a dudar de los plazos -la línea debería ponerse en servicio en diciembre- y a denunciar retrasos que situarían el inicio de la circulación comercial de trenes a principios del 2022.

Ante estas dudas, la conselleira de Infraestruturas plantea la mencionada comisión de seguimiento, con «reuniones mensuales y periódicas» en un marco de interlocución «leal», para que se informe a la ciudadanía gallega «de forma oficial, concreta, clara y certera», en contraposición, opina, con las fórmulas utilizadas en las últimas semanas. Vázquez cree que «sería un acierto» que la primera reunión se celebrara este mes y pone varios ejemplos de comisiones de esta índole, como las creadas en Murcia, Granada o para la línea vasca.

A esta carta le precede otra, fechada el pasado 21 de enero y firmada por el secretario general técnico de la consellería, en la que reclama al ADIF que le remita el expediente sobre la línea remitido a la Comisión Europea, en el que figura como fecha de puesta en servicio enero del 2022.

El ADIF licita el último contrato de la línea gallega: el amolado de la vía

El ADIF licitó ayer el último contrato que quedaba por salir en la parte de la línea gallega que se pondrá en servicio, previsiblemente, el año que viene. Es decir, el acceso central al completo entre Olmedo (Valladolid) y Taboadela (Ourense), y el tramo provisional urbano en la capital ourensana. Se excluyen por tanto los proyectos de la variante exterior de Ourense, que aún no han sido licitados.

En pleno montaje de vía y elementos de electrificación, el administrador ferroviario saca a contratación los trabajos de tratamiento de perfil y amolado de carril del tramo Pedralba de la Pradería-Ourense. Se trata del toque final una vez se ha montado la vía y consiste en la obtención de la geometría requerida por los carriles para una rodadura óptima del material rodante, geometría que no es posible alcanzar mediante el proceso de producción del carril en fábrica.