La jueza Pilar de Lara prepara otro recurso para intentar seguir un tiempo más en su plaza de Lugo

Su abogado asegura que puede tocarle un destino «a más de 1.000 kilómetros de donde esté, con la repercusión que conlleva para la vida familiar»

Pilar de Lara llegando a los juzgados de Lugo, días después de confirmarse la sancion del CGPJ
Pilar de Lara llegando a los juzgados de Lugo, días después de confirmarse la sancion del CGPJ

LA / VOZ

El abogado de Pilar de Lara, Agustín Azparren, manifestó ayer que a la jueza le queda una última oportunidad después de que el Tribunal Supremo desestimase el recurso sobre la suspensión de la ejecución de la sanción de siete meses y un día (que conlleva pérdida de destino) que le impuso el Consejo General del Poder Judicial por dilaciones indebidas. «Todavía queda un recurso de reposición ante el mismo Tribunal Supremo, para lo que hay un plazo de cinco días para presentarlo», indicó Azparren, que recordó que normalmente este tipo de recursos se desestiman porque es el mismo tribunal. «Existe un documento que llegó después de haber presentado las medidas cautelares, que es la certificación del acuerdo del pleno del CGPJ», apuntó.

Según el letrado, esta notificación certifica la deliberación que hubo para llegar a la sanción en el pleno y es importante por lo que dice. En este sentido explicó que «se resolvió en muy poco tiempo un expediente que tiene 5.000 folios» y contempla «las alegaciones que se hacen por parte de algún vocal del Consejo General del Poder Judicial reconociendo parte de los argumentos de la defensa, con lo cual queda este último recurso [de reposición]».

El letrado advirtió que se podría resolver en un año, puesto que al pasar de siete meses y un día la sanción conlleva la pérdida de destino. Por ello, señaló que la magistrada tendría que concursar. «Y en ese concurso va la última, la última en el escalafón y lo normal es que ahora mismo las plazas que suelen quedar para el final, las que menos peticiones tienen, son Cataluña o Canarias».

Azparren consideró que lo normal es que le toque un destino «a más de 1.000 kilómetros de donde esté» con la «repercusión» que ello conlleva para la vida familiar y personal. Por ello, explicó que «el argumento principal» del recurso es que la medida «sería irreversible» si después el Supremo estima el recurso parcialmente y lo reduce a cinco meses.

Pilar de Lara, la jueza que acumuló nueve macrocausas a la vez y solo resolvió una

t. taboada
La jueza Pilar de Lara, durante un registro en el 2015
La jueza Pilar de Lara, durante un registro en el 2015

La magistrada deberá dejar su puesto tras un final caótico y desbordado en el que llegó a investigar a más de 200 personas a la vez

Nacida en el año 1971 en Cartagena (Murcia), Pilar De Lara Cifuentes llegó al Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo en el 2007, procedente de Mieres. Al poco tiempo de llegar a la ciudad de las murallas empezó a abrir macrocausas de todo tipo, relacionadas con instituciones como la Guardia Civil y la Policía Nacional, políticos y empresarios. Al principio tuvo el respaldo de sectores sociales de una tranquila ciudad como Lugo, pero con el paso de los años fue ganando enemistades. Muchos la acusaron de que sus investigaciones iban dirigidas contra el PSOE, pero con la operación Pokémon entró también en las filas del PP. De Lara, cuyos afines destacaban de ella ser una mujer que no se arrugaba y que tenía mano firme, además de gran capacidad de trabajo, comenzó a dilatar las numerosas causas que fue abriendo con el paso de los años: la operación Carioca (2009), la Pokémon (2012), la Pulpo (2013), la Cóndor (2015) o la Garañón (2015), entre otras.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La jueza Pilar de Lara prepara otro recurso para intentar seguir un tiempo más en su plaza de Lugo