La Xunta aprueba la primera ley de impulso demográfico de España

La norma, que será remitida al Parlamento para debate y votación, recoge cuestiones como una ampliada Tarxeta Benvida o hasta 9.000 euros de ayuda a autónomos


redacción / la voz

El Consello de la Xunta aprobó ayer el texto definitivo de la ley de impulso demográfico, que se convierte así en la primera norma de este tipo aprobada por un Gobierno autonómico en España. Tiene el objetivo de contar con un marco legal que trate de reducir el impacto de la pérdida de población. Según indicó Alberto Núñez Feijoo tras la reunión semanal de su Gabinete, el texto, que deberá ser remitido al Parlamento, tiene un enfoque «transversal e orientado ao longo prazo», por lo que incluye medidas de apoyo a las familias y a la juventud, de conciliación, para atraer a retornados e inmigrantes o para impulsar el equilibrio territorial.

Prestaciones familiares

Más cuantía y más duración. Apoyar económicamente la natalidad es una de las medidas por las que se ha optado, siendo la Tarxeta Benvida el principal instrumento. Esta misma semana ha entrado en vigor un aumento de la cuantía o de la duración para familias del campo, numerosas o en situación de especial vulnerabilidad.

EDUCACIÓN DE 0 A 3 AÑOS

Universalización. Con el objetivo de avanzar en la universalización de la escolarización de los menores de 3 años, se incluyen medidas como la gratuidad de las escuelas infantiles para los segundos hijos o sucesivos. Además, se fomentará la creación de guarderías en centros de trabajo privados, reservando en los nuevos polígonos parcelas de suelo empresarial para su creación.

EMPRESAS AMIGABLES

Cambiadores. Se creará un sello para destacar los establecimientos más acogedores con las familias y se promoverá la existencia de cambiadores y salas de lactancia a través de ayudas a los negocios ya en marcha y haciéndolos obligatorios en los de nueva construcción.

conciliación

Ayudas y promoción. Además de las ayudas económicas, como los 9.000 euros a los que podrán acceder los autónomos para contratar a un trabajador que los sustituya tras ser padres y los gastos del primer año de guardería, se incorporan medidas como la apertura de los centros de infantil y primaria en concellos pequeños antes de la jornada lectiva para actividades de conciliación y el desarrollo de servicios de atención a la infancia a domicilio. Pero, además, se dará prioridad en la contratación pública a las empresas que estén más comprometidas con la conciliación y la Administración autonómica se personará como acción popular en los juicios por supuestos delitos de discriminación derivados de la maternidad o la paternidad.

 JÓVENES

Educación y trabajo. La norma incluye los medios por los que la Xunta aspira a apoyar a la juventud: políticas educativas orientadas a la creación de oportunidades laborales, fomento de la educación no formal y del voluntariado, o los programas de relevo generacional en empresas.

ENVEJECIMIENTO

Activo y saludable. En este campo destaca especialmente el compromiso de aprobar una estrategia de prevención y abordaje integral de la soledad no deseada. Además, se impulsará el cuarto ciclo universitario para mayores y programas como el Voluntariado Sénior.

retorno

Atraer población. Para lograr traer de vuelta a los gallegos en el exterior se impulsarán programas de difusión de las oportunidades que ofrezca el mercado laboral gallego y se darán a conocer los recursos que tienen a su disposición en Galicia, garantizando que los retornados puedan acceder en igualdad a los programas públicos de la Xunta. Además, se fomentará la captación de talento.

equilibrio territorial

Fijar población en el rural. Se contempla el desarrollo de servicios itinerantes o fijos de centros de día o atención al alzhéimer y se impulsará el acceso a otros servicios, más allá de lo sanitario o lo social, como los bancarios. En esta línea se incluyen medidas como la instalación de cajeros universales en 41 concellos que no cuentan con oficinas bancarias. Además, la ley deja abierto el futuro establecimiento de incentivos al desarrollo y de bonificaciones impositivas en el medio rural.

Blindaje de la inversión en políticas familiares y concienciación de los gallegos

La norma también establece que todas las Administraciones públicas gallegas deben tener en cuenta la perspectiva demográfica a la hora de llevar a cabo su actividad política, y blinda el crecimiento de la inversión pública en políticas familiares. Pero más allá de eso, incluye actuaciones concretas para, por ejemplo, concienciar a la población de la importancia del reto demográfico.

concienciar

DOG y currículo escolar. La ley recoge que se publicará de manera periódica en el Diario Oficial de Galicia (DOG) el saldo vegetativo de la comunidad (nacimientos menos muertes) para concienciar a los gallegos de la complicada situación. También se incorporarán conceptos sobre demografía en el currículo educativo de la enseñanza obligatoria.

 modelos de familia

Planificación. El texto legal marca que se aprobará un plan de apoyo a las familias numerosas, así como la puesta en marcha de un plan de apoyo a las familias monoparentales.

reproducción asistida

Apoyo. La ley de impulso demográfico incluye que habrá una adopción progresiva de medidas que faciliten el apoyo público a este tipo de técnicas.

Ética

Servizos Sociais. En una de las disposiciones últimas, la norma establece la creación del Comité de Ética dos Servizos Sociais de Galicia.

Fabiola García pide a las fuerzas parlamentarias consenso para «unha lei de país, non de Goberno»

La ley de impulso demográfico desarrollada por la Consellería de Política Social ha dado su último paso en el ámbito ejecutivo y está lista para tramitarse en el Parlamento, donde Fabiola García confía en que obtenga un apoyo unánime, porque es una iniciativa «de país, non de Goberno». La conselleira, que elevó el documento al Consello da Xunta para su aprobación, explicó en la rueda de prensa posterior el espíritu de una ley de la que destaca una elaboración muy compartida, «enriquecida» socialmente con aportaciones desde diferentes ámbitos —citó en concreto el trabajo realizado por el Observatorio Demográfico— y que ha permitido añadir algunas novedades a las ya anunciadas que inciden en las medidas de conciliación. En total, la norma tuvo 336 alegaciones, y el 80 % están recogidas en el documento definitivo, al que también se podrán sumar las aportaciones de los grupos parlamentarios.

García adelantó que en las próximas semanas se conocerán fórmulas para avanzar en la implantación de «miniescolas infantís» en las empresas que lo soliciten, haciéndose cargo la Xunta del pago a los cuidadores, así como la articulación de recursos y la organización para ampliar la cobertura que ofrecen en la actualidad las guarderías, para que los padres puedan tener apoyo también en los períodos no lectivos, incluyendo el verano, las vacaciones de Navidad o las de Semana Santa. «E estamos traballando para que haxa horarios máis amplos».

Tanto el presidente Feijoo como la conselleira coincidieron en que se trata de una ley que responde al principal problema estructural de Galicia, de ahí que para su elaboración se haya pedido la colaboración transversal de todos los estamentos autonómicos. Todas las iniciativas con influencia en el dinamismo demográfico están cifradas en 800 millones de euros.

En clave estrictamente política, el presidente de la Xunta tuvo un recuerdo para Manuel Fraga, fallecido en enero hace ocho años y que, a su juicio, fue el primero que planteó la necesidad de reaccionar ante la evidente sangría de población en Galicia, que comenzó en los ochenta. «Provocaba hilaridade e o cualificaban de natalista», recordó, pero los hechos y las cifras han situado finalmente este problema en el centro de la vida pública, incluso a nivel estatal, cuestión que valoró el actual presidente autonómico. «Galicia leva falando disto varios anos, por iso esta lei é máis necesaria ca nunca», remarcó.

Apoyo a las familias, pero sin «expectativas irreais»

Feijoo advirtió en la presentación de la norma que a corto plazo no se puede esperar un vuelco demográfico, y que incluso el problema se va a «agravar» porque en Galicia hay menos mujeres en edad de tener hijos, además de quienes no los quieren por una decisión personal. «Ninguén vai decidir ter fillos porque o pida o Goberno», asumió Fabiola García, quien explicó que el documento no despierta «expectativas irreais». Lo importante, sostiene el Ejecutivo gallego, es dar respaldo a los que sí quieren tener descendencia y no dan el paso por cuestiones económicas o de conciliación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Xunta aprueba la primera ley de impulso demográfico de España