Protesta a las puertas del colegio de Sarria: «Coa seguridade dos nosos fillos non xoga ninguén»

La Xunta mantiene que la seguridad está garantizada, pero los padres siguen sin llevar a los niños a un centro que sigue apuntalado

;
Protesta con cascos en Sarria Padres y alumnos del centro Frei Luis Granada se manifestaron ante el centro escolar al grito de «¡Recortes en educación, puntais por decoración!»

LUGO

La reunión celebrada el martes por la tarde en el colegio Frei Luis de Granada de Sarria, donde estuvo presente una inspectora de educación y un técnico, no ha acabado de convencer a los padres de alumnos que estudian allí. Si lo que pretendían era tranquilizarlos, lograron el efecto contrario, puesto que alguno se levantó antes de terminar y los otros se fueron a casa con sensación de desconfianza, incertidumbre y malestar. Tanto es así que ayer, el centro volvió a permanecer casi vacío y tan solo unos 52 escolares de 300 asistieron a clase.

Pasadas las diez la mañana, unos operarios se presentaron en el colegio y comenzaron a retirar puntales, con los niños y profesores en el interior. Pero el gran bullicio llegó a mediodía, cuando unas 200 personas, vestidas con chalecos y casco, se concentraron en señal de protesta y denunciando que «coa seguridade dos nosos fillos non xoga ninguén».

Los padres lamentaron la reunión celebrada en la tarde del martes, donde percibieron que se les intentaba explicar la situación de una forma muy ambigua y contradictoria. Cuando los progenitores preguntaban acerca de la seguridad de los escolares con esos puntales y si estos no cumplen la normativa de seguridad, no se les dio una respuesta afirmativa, según explicaron. Tampoco hubo respuesta a si se modificó el plan de evacuación, dado que ahora los escolares salen por la zona apuntalada. Y en cuanto a la existencia de un supuesto informe técnico del que se habló el lunes, ninguna respuesta.

El delegado de la Xunta en Lugo manifestó que la Consellería de Educación está retirando los puntales interiores del centro y dejará tan solo los exteriores «só como medida preventiva porque a previsión é rematar esta tarefa hoxe mesmo», indicó ayer a mediodía. Asimismo, aseguró que la Unidad Técnica de la Consellería de Educación mantiene que la seguridad «está garantida» para los usuarios del centro. «O único que pedimos é colaboración por parte dos profesores e dos pais», añadió, porque «a administración é a primeira interesada en garantir a seguridade». Además, recordó que cualquier decisión se toma siempre avalada por los informes técnicos.

El malestar entre los padres es patente porque no tienen respuestas ni información clara. Se preguntan que si no hay peligro, para qué dejan los puntales de fuera como medida preventiva.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Protesta a las puertas del colegio de Sarria: «Coa seguridade dos nosos fillos non xoga ninguén»