Lago formaliza su renuncia como diputado y desata una nueva crisis en el rupturismo gallego

El economista coruñés se incorporará en los próximos días al gabinete de la ministra de Trabajo. Por su relevo pelean Común da Esquerda y En Marea


Santiago / La Voz

El Parlamento gallego recuperará plenamente este martes su actividad ordinaria, con la celebración de una reunión de la Mesa y otra de la Xunta de Portavoces, la primera del año, y el todavía portavoz del Grupo Común da Esquerda, Manuel Lago, aprovechará la ocasión para formalizar su renuncia al escaño con la finalidad de asumir sus nuevas funciones de asesor económico de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. La salida de Lago de O Hórreo va a desatar una nueva crisis en las fuerzas del rupturismo gallego, pues para cubrir su vacante hay una disputa a cara de perro entre En Marea y los comunes, que en el 2016 concurrieron a las autonómicas en la misma candidatura.

Lago se mantiene ajeno a la polémica desatada con su renuncia y se limita a expresar su ilusión con el trabajo que puede desempeñar desde el gabinete de Yolanda Díaz en aspectos como la reforma laboral. El propio economista coruñés, vinculado desde hace tiempo a Comisiones Obreras, ya ejerció como asesor económico del padre de la ahora ministra, cuando Suso Díaz fue secretario general del sindicato en Galicia. Más recientemente, y justo antes de ser diputado autonómico, Lago también fue asesor del ferrolano Ignacio Fernández Toxo, secretario general de toda la confederación de CC.OO. en la década del 2008 al 2017.

La renuncia al acta de Lago obligará al Grupo Común da Esquerda a acudir a la lista bajo la cual concurrió en el 2016, con el nombre de En Marea, para buscar el relevo. Y a quien le toca es a Mariló Candedo, pedagoga en la Universidade da Coruña, próxima a Luís Villares y miembro de En Marea, formación que se desgajó de Común da Esquerda para engrosar el Grupo Mixto del Parlamento.

Fue la coportavoz de los comunes, Luca Chao, quien cuestionó la legitimidad de Candedo para relevar a Lago. Sería «un atraco democrático», disparó, que la profesora coruñesa aceptara el acta, pues sería como si un diputado del BNG se hace cargo de un escaño vacante en el PSOE, llegó a decir, ignorando que una sustitución de ese tipo sería imposible, pues BNG y PSOE siempre concurren en candidaturas diferentes.

En todo caso, la polémica está servida. La renuncia de Manuel Lago al escaño se formalizará a finales de este mes de enero y fuentes cercanas a Mariló Candedo informaron a La Voz que ella aceptará el acta vacante y tomará posesión como diputada. Eso va a tener algunas implicaciones. Para empezar, Común da Esquerda, el grupo formado por Podemos, Esquerda Unida y Anova, se achicará un poco más, pues pasará de 10 a 9 diputados. Y sus antiguos socios de En Marea, ahora en el Mixto, pasarán de 4 a 5 escaños, llegando así al mínimo exigido para constituir un grupo parlamentario propio y tener mayor visibilidad, protagonismo y financiación en la Cámara. Otra cosa distinta es que la Mesa del Parlamento le dé luz verde a esta petición.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Lago formaliza su renuncia como diputado y desata una nueva crisis en el rupturismo gallego