«Nunca tocó la droga», dicen quienes conocían al coruñés muerto en Filipinas

La policía mató en una operación a Diego Bello Lafuente, al que acusa de narcotráfico. Sus allegados aseguran que «pudo haber sido víctima de una extorsión»

Imagen del lugar de los hechos, con la moto del joven, facilitada por la policía de Filipinas
Imagen del lugar de los hechos, con la moto del joven, facilitada por la policía de Filipinas

a coruña / la voz

Nadie que conociese al joven coruñés Diego Bello Lafuente se cree una sola palabra de la versión policial, que habla de este empresario turístico de 32 años como un narcotraficante «de alto valor». No ya porque «nunca tocó la droga», sino porque la única dedicación de este amante del surf desde hace dos años y medio era dar posada en un hotel y vender tablas a los que, como él, acuden a la isla filipina de Siargao, situada a unos 800 kilómetros al sureste de Manila, para coger algunas de las mejores olas del mundo.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

«Nunca tocó la droga», dicen quienes conocían al coruñés muerto en Filipinas