Fomento libera 460 kilómetros de peaje en Levante y Andalucía mientras la AP-9 sigue subiendo

Pablo González
pablo gonzález REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, acudió a Sevilla para explicar el fin del peaje entre Sevilla y Cádiz
El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, acudió a Sevilla para explicar el fin del peaje entre Sevilla y Cádiz Raul Caro Cadenas

El ministerio calcula que el tráfico en la AP-4 y la AP-7 crecerá un 30 % al dejar de ser de pago

31 dic 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

El 2020 comienza con escenarios muy diferentes en lo que respecta a la política de peajes en las autopistas de competencia estatal. Por un lado, Fomento liberará a partir de mañana 464 kilómetros de autopistas de peaje al caducar la concesión de parte de la AP-7 (Tarragona-Alicante) y de la AP-4 (Sevilla-Cádiz) y no optar por la prórroga, algo que en la AP-9 no sucederá hasta el 2048 después de que el Gobierno de Aznar ampliara el régimen de concesión para compensar a la adjudicataria por prolongar la autopista hasta Ferrol. La alegría de andaluces, catalanes y valencianos, que ven como dejarán de pagar peajes en autopistas de la misma generación que la AP-9, contrasta con la situación de los usuarios de la autopista gallega, que afrontarán este año una subida de en torno al 2,69 %. El aumento es un 1,8 % más que la media de las vías de alta capacidad de pago en España.

La decisión del Ministerio de Fomento de no prolongar las concesiones tendrá un efecto benéfico sobre los usuarios directos de estas vías, pero mutualizará el pago de su mantenimiento entre todos los contribuyentes, también los gallegos. En paralelo, genera problemas laborales entre los empleados de las concesionarias, que se enfrentarán al reciclaje dentro de la empresa o a expedientes de regulación de empleo.

Así, a partir del 1 de enero desaparecerán las barreras y las cabinas de peaje en 372,8 kilómetros de la AP-7 entre Tarragona (más concretamente Salou) y Alicante. En esta autopista solo seguirán como vías de pago los tramos catalanes entre Tarragona y la frontera francesa, los andaluces en la provincia de Málaga, la circunvalación de Alicante -en la que se acaba de aprobar una rebaja del 50 %- el tramo Crevillente-Cartagena y la conexión entre esta ciudad y Vera (Almería), que como el trazado anterior ha sido una de las autopistas rescatadas por Fomento, que ha decidido rebajar las tarifas para fomentar su uso.