Del discurso «anacrónico» para BNG y En Marea a la oportuna defensa de la Constitución que ven PPdeG y PSdeG

Como cada año, las fuerzas gallegas evalúan de manera dispar el discurso de Felipe VI

Felipe VI durante su tradicional discurso de Nochebuena
Felipe VI durante su tradicional discurso de Nochebuena

Como una muestra del «anacronismo» que supone la institución monárquica ha visto el BNG el discurso de Nochebuena pronunciado por Felipe VI. El diputado del Bloque en el Congreso Néstor Rego ha criticado la «visión uniformizadora» de España que ve en la alocución. A través de un audio enviado a los medios, el nacionalista ha asegurado que la disertación del monarca «nega a existencia doutros pobos e culturas diferentes da española, e choca coa realidade dun Estado que é plurinacional, pluricultural e plurilingüe».

Para Rego, las palabras del Rey son también «un canto ao rexime político español como summun de todas as virtudes e á Constitución como marco de convivencia». En cambio, según el diputado nacionalista, «a realidade» é que son ese régimen y esa Constitución los que «negan a Galiza como nación», sus derechos colectivos como pueblo y en esa medida, también, «la posibilidad de avanzar en democracia y en bienestar social». El diputado del BNG también ha visto en la disertación de Felipe VI «un discurso pretendidamente social pero impostado e moi alleo e moi distante da realidade», lo que para él «evidencia o anacronismo dunha institución como a monarquía que é incompatível cun sistema que se quera verdadeiramente democrático».

«Carga de profundidade» contra Sánchez

Por el contrario, el PPdeG ha visto en la tradicional intervención real del 24 de diciembre un «acerto» al reivindicar la Carta Magna y defender una diversidad territorial «compatible plenamente coa unidade do Estado». En este sentido, el secretario xeral del partido Miguel Tellado, consideró que la mención a Cataluña como preocupación fue una «carga de profundidade» no solo para los políticos de la Generalitat o el Parlament, sino también «para aqueles que branquean as súas accións dende o Palacio da Moncloa».

En esa misma línea, Tellado ha afirmado que el PSOE «está hoxe máis preto do discurso de ERC que da sensatez de Felipe VI», y ha formulado una recomendación a los socialistas: «Ogallá encontraramos no PSOE o sentido de Estado, a serenidade e a moderación que atopamos na Corona». Además, el popular agradeció el «xesto» del Rey al referirse a los gallegos que han sufrido en las últimas semanas los efectos de las inundaciones, así como la mención expresa quienes «padecen o drama do desemprego».

Rechazo a los «extremismos»

Desde el PSdeG, su secretario xeral Gonzalo Caballero subrayó como positivo que el jefe del Estado rechazase «explicitamente os extremismos», que para el socialista se personifican en la «ultradereita». Caballero también apuntó que su partido y el monarca coinciden «na defensa da Constitución e na confianza no noso país para abordar osgrandes retos de futuro, así como na importancia da igualdade, a solidariedade e a liberdade» y consideró relevante que el Rey diera relevancia a la «concordia dentro da diversidade de España».

Con todo, el líder de los socialista gallegos apuntó que «convén marcar máis os discursos na defensa do estado do benestar e do estado das autonomías”, así como «na loita pola igualdade real e contra a violencia de xénero». También echó en falta alguna referencia a la importancia de avanzar en una transición ecológica «cara modelos de desenvolvemento sostible que respecten o medio».

Sin hueco para el machismo o el cambio climático

Más allá de esas menciones, En Marea ha echado en falta otras. En un comunicado, Luís Villares, portavoz de la formación, ha lamentado que en su discurso Felipe VI no haya señalado «a aquelas forzas políticas de dereita que propugnan o machismo como bandeira de acción política», o a aquellas que restan importancia al cambio climático o generan «desigualdade» o «precariedade» con sus políticas.

Villares ha criticado que la «única preocupación» por la que el monarca «toma partido» tenga que ver con las tensiones territoriales, algo que atribuye a que el Rey «só está preocupado polo seu posto de traballo». E incidió, al igual que el BNG, en la idea de que el discurso muestra «unha vez máis que a monarquía española é unha institución anacrónica que ten que desaparecer».

«Ausencia rechamante» de la violencia machista

La ausencia de alusiones a las víctimas de la violencia machista ha sido blanco de las críticas del Grupo Común da Esquerda. Su portavoz Luca Chao afeó que el jefe del Estado «non tivo nin un segundo» para acordarse de ellas, una ausencia que para la diputada fue «bastante rechamante». El grupo político también echó en falta otros asuntos «fundamentais como o emprego, o dereito á vivenda ou a igualdade entre homes e mulleres».

Para Chao, Felipe VI optó por sumarse a «aqueles que son constitucionalistas a tempo parcial, que usan a Constitución como arma política, pero esquécena para defender asuntos fundamentais». Por ello, reclama revisar una monarquía que el Grupo Común da Esquera considera «ancorada nas tradicións do pasado, lonxe das esixencias democráticas do noso tempo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Del discurso «anacrónico» para BNG y En Marea a la oportuna defensa de la Constitución que ven PPdeG y PSdeG