Accidente aéreo del vuelo Vigo-Ucrania: un motor sin revisar desde el año 2000

Carlos Punzón
carlos punzón VIGO /LA VOZ

GALICIA

ROCE CON ÁRBOLES. El aparato desapareció del radar a 13,7 kilómetros de la pista. La carga se desplazó causando la muerte a cinco ocupantes
ROCE CON ÁRBOLES. El aparato desapareció del radar a 13,7 kilómetros de la pista. La carga se desplazó causando la muerte a cinco ocupantes SES

La carga subida en Peinador aplastó a los cinco fallecidos en el siniestro de octubre. No respondieron a la alarma del avión

25 dic 2019 . Actualizado a las 22:41 h.

El avión Antonov de Ukraine Air Alliance que se estrelló tras partir de Vigo con piezas de automoción en la mañana del 4 de octubre causando la muerte a cinco de sus ocho ocupantes, volaba con uno de sus cuatro motores sin ser revisado en talleres desde el año 2000. Esa es una de las circunstancias apuntadas por la Oficina Nacional de Investigación de Accidentes Aéreos de Ucrania en el informe preliminar sobre dicho siniestro, al que ha tenido acceso La Voz.

La investigación revela que el motor número cuatro de este carguero, que ya había operado en varias ocasiones en el aeropuerto de Peinador, «se fabricó el 1 de enero de 1972, habiendo acumulado 10.962 horas de vuelo en 5.632 ciclos [arranques]. Pasó por última vez una revisión en el taller el 12 de septiembre del año 2000, 6.520 horas de vuelo y 2.424 ciclos antes del accidente». Añade el informe, sin embargo, que la renovación de su certificado de idoneidad fue obtenido en septiembre de este año.

ESTRENADO HACE 51 AÑOS. El Antonov AN-12 fue fabricado en 1968 y acumulaba 12.922 horas de vuelo. El último fue el de Vigo a Lviv
ESTRENADO HACE 51 AÑOS. El Antonov AN-12 fue fabricado en 1968 y acumulaba 12.922 horas de vuelo. El último fue el de Vigo a Lviv SES

Las investigaciones oficiales señalan que el motivo que desencadenó el aterrizaje de emergencia iniciado en las proximidades de la localidad de Leópolis (o Lviv, en Ucrania) fue la falta de combustible detectada por la tripulación en su vuelo entre Vigo y Bursa (Turquía), y que fue comunicada a la torre del aeropuerto ucraniano donde se dirigía a repostar. Pero de Vigo partió con 13.500 litros en sus depósitos, por lo que aún queda por determinar por qué se hizo insuficiente una cantidad considerada más que sobrada para llegar a su escala en Ucrania. La longevidad del motor, el más antiguo de los cuatro del avión, y el tiempo transcurrido desde su última revisión a fondo, podría dar alguna pista sobre posibles fugas de combustible.