Casi medio centenar de vuelos desviados, retrasados o cancelados por los fuertes vientos

La normalidad volverá a partir de esta tarde, pero la alerta se mantiene en el mar con olas de hasta 14 metros


Redacción / La Voz

Aún no ha regresado la calma en tierra, pero la situación meteorológica de este domingo nada tendrá que ver con la de la tarde de ayer. Más de medio millar de incidencias se registraron por toda Galicia, con un impacto notable en los tres aeropuertos gallegos, donde se registraron casi medio centenar de vuelos desviados, retrasados o cancelados (más de una treintena solo en Lavacolla), y con cientos de clientes afectados que vieron como su viaje se retrasaba, regresaba al origen o directamente aterrizaba en Oporto, Madrid o León. La caída de árboles también afectó a algunos viales e incluso a la vía de tren entre A Coruña y Monforte, que permaneció cerrada durante unas horas por unos árboles.

La borrasca Fabien, considerada explosiva, ha despedido por todo lo alto el tren de capítulos meteorológicos adversos que se han sucedido en las últimas semanas sobre Galicia.

Los coletazos que deja hoy Fabian, según MeteoGalicia, apenas sobrepasarán las rachas de los 80 kilómetros por hora. Nada parecido a lo de ayer, que se anotaron los 183 kilómetros por hora en el alto de Penedo do Galo (Viveiro). Según Ana Lage, de la agencia gallega de meteorología, este temporal ha sido de «pequeñas dimensiones». No por sus efectos, sino por sus causas. Galicia entró en el movimiento de la borrasca situada en Irlanda y el hecho de que las isobaras se hayan juntado más de lo habitual, ha dado origen a la ciclogénesis explosiva con fuertes vientos, que la diferencia de las anteriores borrascas Elsa y Daniel, más cargadas de agua. Las provincias que soportaron los peores momentos del temporal han sido el norte y oeste de A Coruña y Lugo. Las del sur, por la lluvia intensa, con Cabeza de Manzaneda que registró unos niveles de pluviosidad de más de 93 litros por metros cuadrado a las diez de la noche de ayer.

 Las consecuencias, innumerables. La más trágica, el hombre sepultado por un muro en Santiago, que se suma a los otros cuatro fallecidos por las consecuencias de la borrasca en España. Pero las infraestructuras se han visto especialmente dañadas.

Los tres aeropuertos gallegos tuvieron que desviar, retrasar y cancelar los vuelos desde las cuatro de la tarde hasta las nueve de la noche de ayer. Medio centenar de desplazamientos previstos no se produjeron por las citadas razones, causando momentos de caos en Lavacolla, donde el viento derribó una marquesina. Una de estas cancelaciones afectó al Celta, que iba a partir de Lavacolla a Valencia.

Se produjeron caídas de árboles, algunos arrancados por la fuerza del viento, y hay problemas con ramas en algunos viales. La A-8, que une Galicia con el País Vasco, permaneció cortada en Mondoñedo, a la altura de Alto do Fiouco.

A Coruña fue la provincia con más daños, seguida por Pontevedra, Lugo y Ourense. La caída de árboles y ramas en vías de circulación, derrumbes, cables de la luz y teléfono sobre las carreteras y postes en las calzadas son los casos más repetidos.

Si la situación en tierra se tranquiliza y se rebaja a nivel amarillo la advertencia por viento, no será lo mismo en el mar. A las 3 de esta tarde ya se abrirán claros en el cielo, pero las olas, según Puertos del Estado, alcanzarán alturas de hasta 14 metros. De ahí la alerta roja que dibuja todo el litoral costero de Galicia al menos hasta este lunes.

La abundancia de viento y lluvia hunden el precio eléctrico hasta casi cero euros 

f. f.

Viento, lluvia... Toda una fiesta para los consumidores de energía eléctrica, o sea, todo el mundo. La abundancia de recursos naturales está haciendo trabajar de lo lindo a parques eólicos y centrales hidráulicas, que están tirando por los suelos los precios medios de la electricidad en el mercado mayorista. Así, la previsión para este domingo es que el megavatio hora producido roce los cero euros durante nueve horas: entre la una de la madrugada a las nueve de la mañana. Las más baratas de ellas serán entre las cuatro y las seis: 0,1 euros.

El resto de horas del domingo estarán por debajo de los cinco, salvo las diez de la noche, que costará 6,60. El precio medio del día será de 1,94 euros; el de ayer, 2,53.

No eran tan bajos desde marzo del 2014, cuando en varias horas del mes se llegaron a alcanzar de manera efectiva los cero euros. Durante estos últimos días, eólica e hidráulica generaron más de la mitad de la energía total.

Pero que el megavatio hora cueste casi cero durante varias horas no tendrá un impacto equivalente en el recibo de la luz. Porque el mercado mayorista influye en un tercio, aproximadamente, de la factura doméstica. Pero cualquier abaratamiento, aunque sea por unas horas, bienvenido sea.

Pero, ¿por qué cuestan casi cero los megavatio hora? No porque valgan eso generarlos en realidad, sino porque la producción de eólica e hidráulica es tan abundante que las empresas necesitan colocarla en el mercado sí o sí. Por eso la ofertan al menor precio posible para asegurarse que la venden.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Casi medio centenar de vuelos desviados, retrasados o cancelados por los fuertes vientos