Luís Villares apuesta para las autonómicas por «unha concentración parcelaria» de fuerzas progresistas

Pide humildad al PsdeG y a Podemos Galicia :«Equivócanse se pensan que está o traballo feito»


Santiago / La Voz

El portavoz de En Marea, Luís Villares, apuesta por un acuerdo de izquierdas para las elecciones autonómicas para derrotar al PP en las urnas y desbancarlo de la Xunta de Galicia. Pero si bien Villares cree que reeditar la mayoría absoluta que tiene ahora Feijoo es difícil, también advierte al PsdeG y a Podemos Galicia de que no se confíen en los resultados de las generales porque el escenario es distinto: «Equivócanse se pensan que está o traballo feito», dice.

En un desayuno informativo en el que hizo balance de los seis meses en los que En Marea tiene grupo propio en el Parlamento de Galicia, Villares reiteró la intención de su partido de presentarse a las elecciones y apostó por llegar a alianzas con otras fuerzas progresistas «na defensa do país». A su entender, se trata «dunha concentración parcelaria» de encuentros puntuales entre los partidos de izquierdas que concurran a las autonómicas, pero sin fusiones,«mantendo cada organización a súa vida orgánica». Reconoció así implícitamente el fracaso de En Marea como partido instrumental al margen de las organizaciones que lo conformaron. De hecho, Villares culpó una vez más a los partidos estatales del fracaso de ese proyecto promovido por Beiras. Su partido lo asumió desde los presupuestos fallidos en Madrid, pero a su entender, Anova todavía no lo hizo, a tenor de la asamblea celebrada el pasado fin de semana por el partido fundado por Beiras, en la que no se descartó reeditar las alianzas con Podemos y Esquerda Unida.«A principal razón do fracaso foron os partidos políticos de ámbito estatal, e Anova aínda non o interiorizou».

Villares denunció la organización «obsoleta» del Parlamento de Galicia que le obliga, a él y a los diputados de En Marea, a permanecer en el Grupo Mixto en lugar de tener grupo propio. En ese encuentro con los medios en el que estuvo acompañado por el diputado Davide Rodríguez y por la viceportavoz de En Marea, Ana Seijas, el juez en excedencia presumió de actividad parlamentaria en los últimos seis meses, desde el divorcio entre En Marea y Común da Esquerda. En Marea registró en ese tiempo nueve proposiciones de ley, frente a las dos del BNG, y 241 no de ley, frente a 120 del PP, 270 del PsdeG, 193 del GCE y 302 del BNG, lo que la convierte en la formación con más actividad por diputado en ese período.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Luís Villares apuesta para las autonómicas por «unha concentración parcelaria» de fuerzas progresistas