El AVE hasta la frontera con Galicia estará operativo antes del verano

La presidenta del ADIF elude poner fecha a la finalización de la línea hasta Ourense

Efe

a coruña

La presidenta del ADIF, Isabel Pardo de Vera, insistió esta tarde en A Coruña en su argumento de que las obras del AVE a Galicia avanzan a un gran ritmo, con el 96 % de todo el presupuesto ya ejecutado y actuaciones en marcha en todos los puntos donde estaban pendientes. Sobre el debate de los plazos que mantiene abierto el Estado con la Xunta, el delegado del Gobierno, Javier Losada, defendió su parte: «Los gallegos tendrán su AVE en hora», dijo.

De Vera desgranó en detalle cómo están los trabajos en cada tramo. La presidenta del ADIF no quiso poner fecha a la terminación de la línea que enlazará con alta velocidad Madrid con Ourense, porque antes habrá que hacer las pruebas con la obra terminada, un proceso complejo que, con todo, esperan poder acortar con la experiencia adquirida en otros tramos donde se han realizado ya.

Sí aventuró un horizonte temporal para la puesta en marcha de la línea del AVE hasta Pedralba, en la frontera con Galicia. El tren circulará por esas vías, dijo, a finales de la próxima primavera. En el trayecto entre Zamora y Pedralba las vías están actualmente en fase de pruebas. Si todo va según lo previsto el mes que viene circularán trenes, todavía en esa fase de pruebas, a 300 kilómetros por hora, la velocidad que se alcanzará una vez terminados todos los trabajos.

El siguiente tramo, el que enlazará Pedralba con Ourense, está actualmente en obras a un ritmo muy alto, dijo De Vera, instalándose un kilómetro de placa con vía férrea cada día. Cuando esta se termine de ubicar quedarán solo pendientes del tendido férreo los cuatro kilómetros de viaductos existentes, pues en estos casos habrá que esperar a montar la catenaria para poder instalar los rieles.

Un viaducto en el tramo del AVE Lubián-Ourense
Un viaducto en el tramo del AVE Lubián-Ourense

De hecho, cuentan con terminar la vía derecha de esa parte pendiente el mes que viene. Faltaría la izquierda -hay dos, una por cada sentido- que también se acometerá de inmediato. «Ninguna obra en España ha tenido tal ritmo frenético, nos quedan 200 millones por ejecutar, va más del 96 %», dijo Pardo de Vera.

Cuando las vías estén listas hasta Ourense faltará la fase de pruebas para garantizar la seguridad de la línea. Ese proceso lleva su tiempo, y más con la instalación del sistema ERTMS de última generación que llevará. Con todo, ese dispositivo se está instalando en todo el recorrido desde Madrid, por esa razón, dijo, cuando toque analizar la parte hasta Ourense, «tendremos ya todo el conocimiento y estamos convencidos de que esas pruebas se darán todavía mejor», dijo.

La máxima responsable del ADIF evitó entrar en polémicas con la Xunta tras las críticas de esta por el incumplimiento de los plazos. A nivel técnico, apuntó, la relación es excelente. Losada, por su parte, aseguró que se está cumpliendo la agenda marcada en su día por el PP.

Sin noticias de una nueva línea que mejore los tiempos con Ferrol

De Vera se refirió también a otras inversiones de su departamento en Galicia. Entre ellas destacó que sí se están haciendo múltiples inversiones para modernizar la línea que une A Coruña y Ferrol. Eso no significa que los tiempos entre ambas ciudades vayan a reducirse. La decisión sobre nuevos trazados -necesarios para tal fin- no son de su competencia.

Por otra parte, también se refirió a la conexión ferroviaria pendiente de A Coruña con su puerto exterior. Afirmó que no concibe un puerto sin tren pero apuntó que es necesario un acuerdo entre Administraciones para financiarlo. El Gobierno de Rajoy dejó un acuerdo firmado entre Fomento y el Puerto con tal fin, pero ese acuerdo, dijo De Vera, nunca llegó a Fomento. Por otra parte, apuntó también que la intermodal coruñesa solo depende de un trámite del Consejo de Ministros. Lleva meses esperando por ello.

Los conselleiros técnicos se ponen guerreros

Juan Capeáns

Los responsables de Industria, Infraestruturas y Facenda han cambiado su perfil para ser punta de lanza contra el Gobierno de Sánchez

El 1 de junio del 2018 cambió algo más que el Gobierno de España. En esa aciaga fecha para el PP, la Xunta y el partido en Galicia también modificaron su estrategia de confrontación institucional y orgánica. El presidente Feijoo, su número dos en el Ejecutivo, Alfonso Rueda, y el secretario general, Miguel Tellado, soltaron la presa de las mareas locales -que ya estaban suficientemente asfixiadas- para echarle el diente al PSOE, el adversario listo que se llevó los frutos de ese trabajo en las municipales. Hasta ese momento, eran los únicos referentes que iban al choque de forma coordinada, una unidad a la que se sumaban media docena de diputados de reparto a los que les va la marcha por naturaleza en las redes sociales.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

El AVE hasta la frontera con Galicia estará operativo antes del verano