César Adrio, «un perfil de poca resonancia afectiva, frío»

Los forenses retratan al acusado como una persona con gran control sobre sí mismo que interpretó su suicidio sin intención de llevarlo a cabo


Vigo

César Adrio asistió a la jornada clave del juicio por el que le podrían ser impuestas penas de entre 27 a 39 años con aparente tranquilidad, sin alterarse, a pesar de los indicios con los que peritos y policía científica pusieron en cuestión de manera indirecta la inocencia que el acusado clamó para sí en su comparecencia del lunes ante el jurado. Su defensa reclama esa misma sentencia completamente exculpatoria.

Los investigadores dejaron entrever sus sospechas al desvelar la existencia de las mezclas de ADN de acusado y víctima, o la presencia de sangre de Ana Enjamio en el coche de él. Adrio se mantuvo tranquilo, viendo incluso como un asistente a la vista más el video captado en la madrugada del asesinato desde una gasolinera próxima a la casa de la víctima, por cuyo frente pasó un coche similar al suyo en el lapso siguiente al que se estima ocurrió el crimen. Nadie pudo atestiguar que se tratase din dudas de su Renault Megane Coupé.  

«No apreciamos alteraciones o patologías psiquiátricas en César Adrio que pudieran afectar a su comprensión o voluntad», explicaron las forenses que le atendieron en la cárcel y antes, dos días después del asesinato de Ana Enjamio, tras un intento de suicidio por parte del que fuera pareja de la joven. «El acusado muestra un discurso ordenado. Es un perfil de poca resonancia afectiva, bastante frío y adaptado a las preguntas. Tiene bastante autocontrol», reiteraron las dos médicos forenses observadas incluso con curiosidad por el reo desde la bancada de enfrente, en el puesto más cercano a la televisión en la que fueron reproducidas imágenes del cuerpo de su exnovia y reconstruido el proceso de autopsia. 

Los análisis del cuerpo del acusado, dijeron las forenses, pusieron en evidencia el sufrimiento de algún corte en los dedos, «compatibles» a los que presentó Ana Enjamio en sus manos para eludir el ataque con un cuchillo. Ninguna de las partes incidió sin embargo en dicha circunstancia. 

Ni por la nota de despedida a su familia, ni por los cortes hechos en sus brazos dos días después de la muerte de Enjamio y antes de su detención, los forenses dieron verosimilitud al intento de suicidio que protagonizó en su casa el acusado. Las especialistas no encontraron verdadera intención de suicidarse en Adrio. «No tenía cortes profundos, ni tampoco sobre vasos sanguíneos importantes, los había superficiales y en múltiples direcciones. No detectamos intención suicida real», añadieron las dos doctoras, que constataron la buena adaptación del acusado al régimen penitenciario. 

A cada una de las sospechas que pudieran dejarle mal parado, César Adrio les había dado coartada previa en su intervención del primer día. Sobre los rastros de ADN en la ropa de Enjamio desvelados públicamente este jueves, aunque ya formaban parte el sumario en mano de las partes, el acusado había advertido que los dos habían tenido un escarceo sexual la noche del asesinato, durante la cena de Navidad de la empresa. La presencia de perfiles genéticos suyos en una zapato de su exnovia, tuvo previamente la explicación de que le había ayudado a descalzarse durante la fiesta. Y a la conclusión científica de que los rastros de sangre aparecidos en su coche pertenecían a Ana Enjamio, él ya había advertido que habían tenido relaciones dentro del vehículo cuando la joven tenía el período.    

Adrio fue conducido de nuevo a la cárcel de A Lama, a la espera de la vista que se reanudará el martes a las 11:30 horas, con la intervención de los últimos peritos y la elevación de las conclusiones, quedando para el miércoles los informes finales y con los que los nueve miembros del jurado llegados de toda la provincia de Pontevedra tendrán que retirarse hasta emitir un veredicto sobre César Adrio (30 años), el único inculpado por la muerte de Ana Enjamio (25).

Así te contamos minuto a minuto la cuarta sesión del juicio: 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

César Adrio, «un perfil de poca resonancia afectiva, frío»