Ni una bajada en las defunciones salva a Galicia del peor saldo vegetativo de toda España

Mueren 89 gallegos al día y solo nacen ya 42. Nunca hubo una distancia tan amplia entre los dos indicadores


Vigo

El panorama demográfico de Galicia se ensombrece aún más y mucho. Solo nacen ya 42 niños cada día, mientras que mueren 89 gallegos cada jornada. El saldo vegetativo de la primera mitad del presente año traza un panorama prácticamente generalizado en toda España pero que alcanza en Galicia sus cotas más dramáticas, según los datos acumulados sobre el movimiento natural de la población dados a conocer hoy por el Instituto Nacional de Estadística.

Solo Madrid, Murcia, Baleares, Ceuta y Melilla se libran este año del declive poblacional que deja un país en el que mueren muchas más personas de las que nacen.

 

En el primer semestre se redujo en un 6,2 % el número de nacimientos en todo el Estado, y también descendió el de fallecimientos, en un 5,4 %, lo que al cruzar ambos parámetros da un descenso de 45.404 habitantes Hubo 170.074 nacimientos y 215.478 defunciones. 

En Galicia se registraron 7.695 nacimientos entre el 1 de enero y el 30 de junio de este año, 616 menos que el mismo semestre del año anterior, que ya había sido de lo peores de los registros estadísticos de Galicia. La comunidad gallega no obtiene en esos seis meses la peor evolución por comunidades en lo que respecta a alumbramientos. De hecho, Melilla (-27,6 %), Ceuta (-22,6), Asturias (-12), Castilla-La Mancha (-11,1), Murcia (-9,9) y Baleares (-9,6) sufren una mayor recesión en el volumen de partos con éxito de sus vecinas. Solo en La Rioja se han dado en la primera mitad del año cifras positivas por crecimiento en el número de bebés nacidos (+5,9 %). Pero las cifras se convierten en nefastas en el caso gallego al cruzarlas con las de fallecimientos. Ninguna otra autonomía llega a los -8.426 residentes que Galicia sufre al restar de los nacimientos el número de fallecidos registrados en el primer semestre. Y ocurre pese a que el número de defunciones ha bajado entre enero y junio de este año respecto al mismo período del año anterior, al pasar de 17.472 a 16.121, siguiendo la contabilidad del INE, que refleja ese descenso del 7,7 % en el volumen de fallecimientos. 

Se traza con la primera mitad del año el peor saldo vegetativo de Galicia desde que se empezaron a registrar datos fidedignos al respecto en 1941. De extenderse esa diferencia al resto del año, la comunidad se encontraría con un descenso en la población por vía natural de -17.000 habitantes, superando así el saldo vegetativo negativo del año pasado, que quedó establecido en 13.522 fallecidos más que nacimientos. Las cuentas poblacionales negativas de Galicia se prolongan desde 1988. Camino pues de los 31 años de más muertes que nacimientos, con lo que la comunidad depende para no perder población, o mejor dicho, no hacerlo en un grado notable, de la inmigración que consiga atraer, indicador que en los últimos meses ha dado la única alegría estadística en materia poblacional que se ha podido llevar a la autonomía a sus registros.

Eso sí, en la primera mitad del 2019 Galicia resulta ser la comunidad de España donde más crece el número de matrimonios, al subir un 18,1 % respecto a los seis primeros meses del año pasado. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Ni una bajada en las defunciones salva a Galicia del peor saldo vegetativo de toda España