El Gobierno culpa al Ejecutivo de Rajoy de eventuales retrasos en la puesta en servicio del AVE

Losada asegura que la obra sufrió demoras importantes durante el período en el que Ana Pastor estuvo al frente de Fomento

Un viaducto en el tramo del AVE Lubián-Ourense
Un viaducto en el tramo del AVE Lubián-Ourense

redacción

Los eventuales retrasos en la puesta en servicio del AVE, que debería estar a pleno rendimiento antes de que termine el año próximo, no serían responsabilidad del actual Gobierno de Pedro Sánchez, sino de uno de los Ejecutivos de Mariano Rajoy. El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, respondió ayer en una entrevista en RNE al informe realizado por la Xunta en el que incluso se pone en cuestión que la nueva línea de alta velocidad pueda estar operativa en el 2021, el año xacobeo. En su opinión, el Ejecutivo de Pedro Sánchez está haciendo lo que está en su mano para cumplir con los compromisos «incumplidos» durante el período en el que estuvo Ana Pastor al frente del Ministerio de Fomento. «Estamos cumpliendo a pesar de que durante el tiempo de ministra de Ana  Pastor sufrió un bloqueo y retraso muy considerable», dijo en referencia a los 17 tramos que estuvieron paralizados durante este período y que fueron desbloqueados -tras complejas negociaciones con las adjudicatarias- por el último ministro de Fomento del PP, Íñigo de la Serna. «Lo que está haciendo el Gobierno es  cumplir los compromisos que tenía y no cumplía Rajoy», concluyó.

En cualquier caso, Javier Losada quiso quitar hierro a estos eventuales retrasos, que en el caso del penúltimo tramo entre Zamora y Pedralba -que ahorrará 50 minutos en el viaje a Madrid- podrían oscilar entre cuatro o seis meses, pues el propio ADIF reconoció que este tramo, actualmente en pruebas, no se pondría en servicio hasta la primavera. Sin embargo, el delegado del Gobierno en Galicia no habló de retrasos de meses, sino de semanas. «Ya está todo contratado, todas las obras están en marcha y semana  arriba o semana abajo va a estar terminada la obra civil para luego  realizar las pruebas de seguridad», dijo en referencia al tramo Pedralba-Ourense, donde se está desplegando la vía y los sistemas de electrificación y, al tiempo, se está adaptando a la alta velocidad el tramo de vía convencional entre Taboadela y Ourense.

Todo contratado

«Todo lo que es necesario para que llegue el AVE, está hecho, por  lo que en el 2020 la línea ya estará lista y a disposición de las  pruebas de seguridad, que determinarán el momento de su puesta en servicio», explicó Losada, dando a entender que la duración de las pruebas no depende del Ministerio de Fomento o el ADIF, sino de un organismo autónomo que debe validarlas: la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria. El delegado gubernamental también incidió en el hecho de que las críticas de la Xunta llegan en la fase final de la obra, «cuando todo lo que resta está ya contratado y en marcha», tras una inversión en el nuevo acceso ferroviario central de 4.325 millones de  euros. A pesar de estas tensiones con la Xunta, Losada afirmó que su relación con el Gobierno de Feijoo es «buena». «Tengo  una buena relación personal con el presidente de la Xunta y con los conselleiros», dijo, para después reivindicar la lealtad entre ambas administraciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El Gobierno culpa al Ejecutivo de Rajoy de eventuales retrasos en la puesta en servicio del AVE