La Xunta congela para el 2020 los peajes de las autopistas autonómicas

El precio de los tramos A Coruña-Arteixo y Vigo-Gondomar no varían desde el 2015

Cabina de peaje en la autopista AG-55, en Carballo
Cabina de peaje en la autopista AG-55, en Carballo

vigo / la voz

Circular el año que viene por las dos autopistas autonómicas no acarreará un gasto mayor en peajes respecto al de este año. La Xunta congelará las tarifas de las autopistas A Coruña-Carballo y Vigo-Baiona durante el 2020 en todos los tramos para los usuarios de turismos y motocicletas, sus clientes mayoritarios.

La fórmula adoptada por la Administración gallega para determinar la evolución anual de las tarifas de las dos únicas autopistas de su competencia aboca a repetir los mismos precios del actual ejercicio, dado que el incremento del IPC de los últimos doce meses se sitúo en un 0,128 % y solo se aplica el 95 % de dicha tasa, lo que no ha sido suficiente para variar la alza los peajes. Ni siquiera la posibilidad legal del redondeo de decimales jugará esta vez en favor la concesionaria, Autoestradas de Galicia, firma de Itinere, que es el mismo grupo matriz que Audasa, gestora de la AP-9. Solo habrá dos excepciones a la congelación de tarifas, y precisamente por esa posibilidad de fijar los precios en múltiplos de cinco. Será en los tramos de Vigo a A Ramallosa, en la AG-57, para vehículos pesados de la clase 1 (turismos con remolque, furgonetas, camiones de dos ejes y autocares), cuyo peaje pasa de 1,50 a 1,55 euros. En la misma autopista del sur y para pesados de clase 2 (turismos y furgonetas con remolques de dos ejes y camiones y autobuses de cuatro ejes) el tramo Vincios-Nigrán subirá de 1,60 a 1,65 euros.

La congelación de los peajes de las dos autopistas les permitirá seguir siendo dos de las tres más baratas de España junto a la radial 4 de Madrid, desde el año pasado en manos del Ministerio de Fomento por su quiebra al igual que otras ocho concesiones. El precio del peaje por kilómetro en las dos autopistas autonómicas gallegas volverá a ser por tanto de 0,063 euros para turismos, mientras que en la AP-9 ya está en 0,113 euros de media antes de la próxima actualización de precios que el Ministerio de Fomento señala aún no ha determinado.

Menor amortización

El hecho de que gran parte del coste de la construcción de las autopistas A Coruña-Carballo y Vigo-Baiona fuese asumido por la Xunta posibilita en todo caso que el reflejo de la amortización de la inversión en los precios de sus peajes sea de las más bajas de España, mientras que en el resto las concesionarias recuperan lo gastado en la construcción de los viales mediante el cobro de tasas a sus usuarios.

El 2020 será la segunda ocasión en la que la evolución del IPC permite que no haya incrementos en las tarifas de las autopistas autonómicas, que han tenido también cuatro años de bajadas. Tramos como el de A Coruña-Arteixo, en el vial del norte, o Vigo-Vincios, Vigo-Gondomar, Nigrán-A Ramallosa y Vincios-Nigrán llevan seis años ya sin variación alguna en sus peajes, 0,55 euros en el caso del tramo de la AG-55 y entre 0,35 y 0,85 en los de la AG-57.

Circular por el trazado completo de la autopista coruñesa costará el año que viene por tanto 2,55 euros, mientras que por la autopista que une Vigo con el Val Miñor tendrá un año más un coste de 1,70 euros.

Más de 33.000 viajes nocturnos tuvieron rebaja

La implantación de la bonificación del 50 % en el precio de los peajes de las autopistas autonómicas ha supuesto después de dos meses de funcionamiento la rebaja de 20.097 euros a los usuarios que transitaron por los dos viales entre las doce de la noche y las seis de la madrugada. Los datos que Xunta y concesionaria han recabado desde que se puso en marcha el 1 de octubre la reducción a la mitad de los precios de los peajes durante las noches revelan que se está sacando más provecho a la rebaja en la AG-55 A Coruña-Carballo (13.412 euros) que en la AG-57 Vigo-Baiona (6.684 euros). De hecho, los cuatro tramos con más viajes bonificados en estos dos meses son los que enlazan A Coruña con Arteixo y Carballo y entre estas dos ultimas localidades. En los dos meses más de 5.000 desplazamientos obtuvieron la rebaja del 50 % del precio del peaje entre Arteixo y A Coruña, mientras que el tramo más bonificado de la autopista del sur, la que va de Puxeiros a Nigrán, contabilizó 2.051 viajes nocturnos.

En total fueron 33.785 los desplazamientos que obtuvieron descuento nocturno en los dos primeros meses de implantación de la rebaja que la Xunta demanda al Ministerio de Fomento también para la AP-9. El Gobierno central ya ha descartado imitar la misma medida en la autopista que gestiona Audasa, aduciendo no contar con presupuesto para ello e invitando a la Xunta al mismo tiempo a aportar fondos propios para exportar su medida a la Autopista del Atlántico.

De media resultaron beneficiados al día 553 desplazamientos, prácticamente el índice que ya se registró tras la primera noche de funcionamiento de la medida adoptada por la Xunta, que estableció como tope anual un millón de euros para compensar a la concesionaria por los descuentos, aunque de repetirse en los próximos meses el ritmo de beneficiarios actual se quedará muy lejos de dicha barrera.

Eso sí, el año que viene entrará en vigor la rebaja en los peajes anunciada por el Gobierno gallego a las familias numerosas, unas 23.000 en la comunidad, que verán recortadas las tarifas en los dos viales autonómicos, bonificación que será acumulativa a las aplicadas por las noches.

La Xunta pretende aplicar así en sus autopistas las rebajas que exige para la AP-9 y AP-53.

Audasa no contempla nuevas rebajas de peajes unilaterales si no obtiene compensaciones

Carlos Punzón

La concesionaria de la AP-9 estima que la norma que exime de pago a las ambulancias no clarifica en qué circunstancias se les cobraría y en cuáles no

La concesionaria de la AP-9 no se plantea llevar a cabo rebajas de tarifas en los peajes de la autopista gallega que puedan alterar su plan de negocio y que no estén contempladas en el contrato que le une a la explotación de la infraestructura perteneciente al Ministerio de Fomento hasta el año 2048.

La concesionaria, en manos del grupo Itínere, resalta que la rebaja del 25 % que aplica en los viajes de vuelta en el día a los usuarios que paguen con dispositivo de telepeaje es ya una medida de ahorro que, dice, afronta a costa de sus propios ingresos. Es una política comercial implantada por la empresa para favorecer a los automovilistas que más utilizan el vial.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La Xunta congela para el 2020 los peajes de las autopistas autonómicas